¿Qué tengo que hacer para trabajar en Estados Unidos?

Si queremos trabajar en Estados Unidos es recomendable contratar los servicios de un abogado especializado en inmigración.

¿Qué tengo que hacer para trabajar en Estados Unidos?
Debemos elegir bien el tipo de visa que vamos a solicitar

En las películas siempre hemos oído hablar del sueño americano, pero pocas veces se menciona lo difícil que es conseguir trabajar en Estados Unidos si eres extranjero. Para obtener el permiso de trabajo no basta con que una empresa te contrate, no. Los trámites son muuuuyyyyy complicados. 

Empezando por los visados. Hay un montón de clasificaciones diferentes. Y no debemos equivocarnos al solicitar el que nos corresponde, ya que muy probablemente nos la denegarán. Aparte claro está, hay que tener en cuenta el coste que supone solicitar una visa. Por eso es recomendable contratar los servicios de un abogado especializado en inmigración. Si es americano, mejor.

 

Tipos de Visas para trabajar en Estados Unidos


A grandes rasgos, estos son los principales tipos de visa a las que podemos aplicar los extranjeros que vamos a trabajar en Estados Unidos:
 

Visas de trabajo temporal:


Como indica su nombre, tienen una validez limitada y se consideran como visas de no inmigrante. Una muy común es la L-1 --transferencia entre compañías--. Otras clasificaciones encuadradas en esta categoría son las visas H, E, O, P y R. Los cónyuges e hijos pueden solicitar la L-2 --familiares directos-- (cambios recientes autorizan a trabajar en Estados Unidos a los portadores de este visado).

Mención especial merece la visa H-1B. Para obtenerla es necesario que una empresa americana esté dispuesta a patrocinar a un profesional extranjero. Los trámites para trabajar en Estados Unidos con este permiso son los siguientes:

1. Una empresa americana te hace una oferta de trabajo.
2. La empresa tramita la solicitud con el Departamento de Trabajo.
3. Luego hace la solicitud ante el Servicio de Inmigración (UCIS).
4. Cuando obtiene el OK es cuando puedes ir a la entrevista consular para obtener tu visa. 
 

Lotería de Visas:


Es una alternativa para ciudadanos de países con una tasa baja de emigración a los Estados Unidos, Consiste en una rifa anual donde se sortean 50.000 visas de residencia permanente. Para participar solo hay que inscribirse en la web del Departamento de Estado.
 

Residencia permanente:


Se conocen como Green Cards. Conseguirlas no es fácil, ya que hay que demostrar las escasez de ciudadanos estadounidenses que puedan ocupar esa misma posición. Por eso es recomendable empezar pidiendo una Visa temporal. Al contrario de lo que ocurre con Visas como la L1, donde no hay un límite establecido, la Green Card tiene una cuota limitada anual.

Si necesitas más información, puedes acceder a ella en la web de Inmigración de EEUU.

También te puede interesar:
 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados