Todos los rellenos para buñuelos que encontrarás en pastelerías

De chocolate, de crema pastelera, de manzana, de dulce de leche, de nata... El relleno para buñuelos es de lo más variado.

Todos los rellenos para buñuelos que encontrarás en pastelerías
Se acerca el Día de Todos los Santos y ya casi se pueden saborear estos dulces

Se acerca el Día de Todos los Santos y ya casi se pueden saborear todos los dulces típicos de esas fechas. Uno de los más tradicionales en nuestro país son los buñuelos de viento. Los ingredientes para la masa vienen a ser más o menos los mismos en todas las casas (harina, mantequilla, huevos, leche, azúcar y aceite). 

Lo que les da un sabor diferente son los rellenos. De chocolate, de crema pastelera, de manzana, de dulce de leche, de nata... El relleno para buñuelos es de lo más variado. A continuación, haremos una relación con los sabores que podemos encontrar en las pastelerías para que pruebes a elaborarlos en casa.

 


Buñuelos rellenos de crema pastelera



Necesitaremos leche (medio litro), canela en rama, vainilla, piel de limón, azúcar, huevos (3 yemas) y maizena. Lo primero que tenemos que hacer es poner a calentar la leche (reservamos 100 ml) junto con la piel de limón, el azúcar y media rama de canela.

Mientras, batimos las yemas de huevo junto con la leche restante, una cucharadita de la esencia de vainilla y la maicena.

Cuando la leche que teníamos en el fuego rompa a hervir, la retiramos del fogón y añadimos la mezcla con el huevo sin parar de remover.

Ponemos todo otra vez a fuego lento y esperamos hasta que espese. Una vez haya enfriado, rellenamos los buñuelos ayudados con una manga pastelera



 

Buñuelos rellenos de nata montada



Como en las recetas anteriores, hacemos los buñuelos con la receta tradicional y los rellenamos con nata montada. Hay que recordar que para que la nata monte bien tiene que estar fría.

A la hora de batir, conviene empezar por una velocidad baja e ir añadiendo el azúcar poco a poco. Después de un par de minutos podemos ir subiendo la velocidad hasta el máximo.  



 

Buñuelos rellenos de cabello de ángel



Si nunca has hecho cabello de ángel debes saber que el proceso es laborioso, pero el resultado final merece la pena.  Necesitaremos una calabaza (la variedad más indicada es la cidra), agua y azúcar.

Para su elaboración seguiremos los siguientes pasos:


1.    Pelamos la calabaza, la troceamos y la ponemos a hervir durante media hora más o menos. Escurrimos y ponemos a enfriar en la nevera (lo indicado es dejarla un día).

2.    Una vez la calabaza esté fría, la vamos deshilachando ayudándonos con la mano.

3.    Una vez esté lista, la pesamos para poner la misma cantidad de azúcar. Introducimos el azúcar en una cacerola junto con un vaso de agua y cocemos hasta conseguir el almíbar. En este paso también podemos añadir un trozo de corteza de limón y una rama de canela.

4.    Añadimos al almíbar la pulpa de la calabaza previamente deshilachada y cocemos a fuego lento hasta que dore y el almíbar haya espesado, removiendo cada poco.




 

Buñuelos de manzana



Son muy sencillos de hacer, pero resultan igual de sabrosos. Lo único que tenemos que hacer es pelar las manzanas (Golden) y vaciar el corazón y las pepitas. Las cortamos en rodajas que introduciremos en la masa de los buñuelos antes de freírlos.  



 

Buñuelos de chocolate



Los buñuelos rellenos de chocolate también son típicos. En este caso podemos hacer nosotros mismos el relleno. Pero si no queremos complicarnos en hacer el chocolate un recurso igual de sabroso en rellenarlos con nutella. 



 

Buñuelos salados



Pero el relleno de los buñuelos no tiene por qué ser siempre dulce. Prueba a rellenarlos con queso, merluza, salmón marinado o a darles una vuelta de tuerca y hacerlos al horno, como estos buñuelos de pizza que hemos encontrado en cookpad. 


También te puede interesar:
 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados