Todo lo que necesitas saber sobre los nootrópicos

Hoy te contamos sobre los nootrópicos, también conocidos como “potenciadores cerebrales”, sustancias cada vez más comunes entre los intelectuales.

Todo lo que necesitas saber sobre los nootrópicos
Una nueva moda, especialmente en Silicon Valley

Los nootrópicos, que también se conocen como “potenciadores cerebrales”, son medicamentos, drogas, suplementos o incluso alimentos que tienen la capacidad de magnificar ciertas actividades cerebrales, como la atención, la cognición, la concentración, la creatividad y la motivación.

Son una moda creciente entre muchas personas que trabajan en el sector de la economía en Silicon Valley, donde se mueven cantidades exorbitantes de dinero, pero también hay una grandísima presión por inventar el nuevo dispositivo móvil o dar forma a esa nueva idea o app que cambiará al mundo.

Hoy te contamos un poco más sobre estas sustancias, que cada vez son más comunes.

Tipos de nootrópicos

Como ya te dijimos, hay diferentes productos que pueden considerarse nootrópicos, desde un medicamento conocido, hasta cierto tipo de alimentos. Estos son las diferentes clasificaciones que existen:

  • Activadores cerebrales: su función principal es mantener los niveles de neuroquímicos para evitar la fatiga mental, y reducir la posibilidad de un error de pensamiento.
  • Colinérgicos: son sustancias que estimulan la acetilcolina, un neurotransmisor que contribuye en la formación de la memoria, la concentración, la atención, así como muchos procesos mentales avanzados, como el cálculo.
  • Racetamos: en esta categoría entran suplementos, medicamentos y alimentos que también estimulan a la acetilcolina. Aunque la efectividad de muchas de estas sustancias no ha sido delimitada, se sostiene que mejoran la capacidad cognitiva.
  • Glutamatérgicos: los nootrópicos de este tipo se encargan de la estimulación del ácido glutámico. El neurotransmisor con mayor presencia en el sistema nervioso. Este neurotransmisor es en parte responsable por la memoria, el aprendizaje y la neuroplasticidad.
  • Vasodilatadores: son sustancias que estimulan la circulación y cómo consecuencia, mejoran la actividad mental. El ginkgo biloba es uno de los más conocidos.
  • Otros agentes: en esta última categoría de nootrópicos entran sustancias como el cromo y la creatina. O bien intervienen en el metabolismo del cerebro o bien dotan al mismo de oxígeno y glucosa.


¿Funcionan realmente?

Claramente, una parte importante de los nootrópicos cumplen en cierta medida las funciones que se les atribuyen, pero muchos sostienen que no a los niveles que se creen. Hasta la fecha, no hay afirmaciones concluyentes sobre la eficacia de la mayoría de este tipo de sustancias.

A la hora de hacer estudios científicos, la principal dificultad que encuentran los expertos es la capacidad de medir o cuantificar empíricamente el nivel de inteligencia de una persona, que permitiría luego determinar con exactitud si estos nootrópicos aumentan o no esos niveles.

A pesar de esto, la demanda de estas sustancias sigue en aumento.

 

También te puede interesar:

Continuar Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados


Additionally, paste this code immediately after the opening tag: