Todo lo que necesitas saber para ser donante de médula

Detallamos cómo convertirte en donante de médula ósea y contribuir a salvar vidas. Gracias al asesoramiento de la Fundación Josep Carreras es realmente fácil.

Todo lo que necesitas saber para ser donante de médula
La Fundación Josep Carrera ofrece información y asesoramiento

Si te ronda la (genial) idea de hacerte donante de médula, gracias a toda la información disponible en la actualidad, donar médula en España es verdaderamente fácil.

La Fundación Josep Carrera ofrece en su web información indispensable para que conozcas todos los detalles sobre cómo inscribirte como donante de médula ósea.
 
Donar médula ósea es una acción voluntaria y altruista que salva vidas y que se rige por el principio de solidaridad internacional.

El trasplante de médula ósea consiste en sustituir las células enfermas del paciente por células sanas de un donante, y es la única esperanza para muchas personas diagnosticadas de leucemia (en España al año se diagnostican unas 5.000).

Muchas de ellas necesitarán un trasplante de médula ósea para superar la enfermedad y 3 de cada 4 no tendrá un familiar compatible.
 


Pasos a seguir para ser donante de médula ósea en España


#1. Requisitos

Lo primero será comprobar si cumples los requisitos para ser donante de médula. Son especialmente necesarios donantes jóvenes, de entre 18 y 35 años, aunque se puede donar entre los 18 y los 55 años siempre que se goce de buena salud general.
 
Si has ido en los últimos seis meses a un país exótico o tropical, tendrás que esperar a que pase más tiempo, por riesgo de transmisión de enfermedades como el Zica.
 
 

#2. Muestra de sangre

Puedes acudir al Centro de Donación de cualquier hospital (al mismo sitio al que acudirías para donar sangre). Allí te informarán sobre todo el proceso de la donación de médula ósea y te darán las instrucciones.

Posteriormente, te realizarán un análisis de sangre, como si se tratase de una analítica al uso. A través de este análisis, analizarán tu tipo de médula y verán si es compatible con futuras solicitudes.
 
Desde la página web de la Fundación Carreras puedes ver dónde acudir en tu ciudad para realizar este primer paso.
 
 

#3. Pasar a formar parte del banco de donantes

Una vez que has realizado el primer paso de la muestra de sangre, pasas a formar parte del banco de donantes, por lo que podrán contactar contigo posteriormente en un futuro cuando alguien pudiera necesitar tu médula, aunque siempre tendrás la última palabra, y si después no quisieras por algún motivo podrías no hacerlo (pero en todo momento te piden que si donas que estés seguro de que realmente quieres hacerlo).

La lista de espera para que te llamen como donante puede alcanzar hasta los diez años, debido a que la compatibilidad suele ser de uno de cada cuatro mil. Es un procedimiento verdaderamente complicado.
 
 

#4. Realizar la donación de la médula

Hay dos tipos de donaciones: sangre periférica y médula ósea.
 
Sangre Periférica. Consiste en obtener células madre de sangre periférica después de la administración de 4-5 inyecciones subcutáneas de unos agentes llamados "factores de crecimiento" que hacen pasar las células madre de la médula al torrente sanguíneo.
 
Esto es, cuando se elige esta modalidad, dos o tres días antes de la donación tendrás que tomarte un medicamento que te proporcionan para conseguir que tu sangre se ponga algo más líquida.

Puede dar algún tipo de efecto secundario que te haga sentir que estás más cansado, pero nada más. El día de la donación, cogerán tu sangre, la filtrarán y cogerán las células madre, que es lo que necesitan, y te volverán a introducir tu sangre, con lo que en realidad no perderás sangre. Más o menos el 80 % de las donaciones de médula se hacen por este procedimiento.
 
Médula ósea. Este tipo de donación se corresponde con el otro 20 % restante de las donaciones de médula. En este caso, no tienes que tomar ningún medicamento previo a realizar la donación.

Con esta técnica, el mismo día de la intervención, te ponen anestesia local (ni siquiera es epidural ya) y puede requerir un ingreso hospitalario de veinte cuatro horas, te pinchan en la cadera (pala ilíaca) y te extraen sangre medular de las crestas ilíacas mediante unas punciones.
 
Para más información, desde la web de la Fundación Josep Carreras puedes descargar en PDF la Guía del donante de médula ósea.  


También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados