Todo acerca de las semillas de chía y sus propiedades

Todo son ventajas cuando hablamos de las propiedades de las semillas de chia: ayudan a bajar de peso, tienen propiedades depurativas, contribuyen a reducir el colesterol y son buenas para prevenir las enfermedades cardiovasculares.

Todo acerca de las semillas de chía y sus propiedades
Ricas en fibra, antioxidantes, vitaminas y omega 3, aportan al cuerpo un extra de energía

La chia (salvia hispánica) es una planta con origen en Centroamérica usada ya por los aztecas y los mayas como uno de los alimentos básicos en su dieta. En los últimos años se han puesto de moda y su consumo se ha popularizado.

Te contamos todo lo que necesitas saber sobre las propiedades de las semillas de chia, para que te animes a incorporarlas a tus platos. ¡No te arrepentirás!

 

Beneficios de las semillas de chia



Las propiedades de las semillas de chia son numerosas y altamente beneficiosas para la salud, ayudando a regular distintas funciones de nuestro organismo.

Además, su sabor suave y agradable, muy parecido al de las nueces, las convierte en un ingrediente que podemos incorporar fácilmente a casi cualquier plato.


 

Ricas en ácidos grasos Omega 3

Las semillas de chia están consideradas como uno de los alimentos más ricos en ácidos grasos Omega 3, un nutriente necesario para nuestro cuerpo ya que disminuye los niveles de triglicéridos y actúa como protector frente a las enfermedades cardiovasculares.


 

Alto contenido en fibra 

Otra de las propiedades de las semillas de chia es su elevado contenido en fibra, entre un 18% y un 30%. Esto hace que absorban 10 veces su peso en agua, lo que ayuda mantener el cuerpo bien hidratado. 

Además, contribuye al correcto funcionamiento intestinal, evita el estreñimiento y reduce el colesterol.

Por todo esto, son ideales para cualquiera que busque perder peso, ya que su consumo favorece la sensación de saciedad ayudando a controlar la ansiedad que las dietas suelen provocan.


 

Antioxidantes, vitaminas y minerales

Pero no terminan aquí las propiedades de las semillas de chia. Son ricas en compuestos antioxidantes, vitaminas y minerales como el calcio (contienen 5 veces más calcio que la leche), el fósforo, el hierro o el magnesio. 

Asimismo, este alimento milenario aporta prácticamente todos los aminoácidos esenciales para nuestro organismo y el doble de proteínas que el resto de las semillas conocidas.

Además no contienen gluten, lo que las hace perfectas para los celíacos. 


 

Fuente extra de energía

Los aztecas y los mayas ya las consumían debido a su potencial energético debido a que las semillas de chia cuentan entre sus propiedades con un aporte extra de energía, lo que las convierte en el aliado perfecto de los deportistas.

Mejoran la resistencia y ayudan a mantener la hidratación. 


 

Cómo comer las semillas de chía

Además de todas las propiedades beneficiosas de las semillas de chia que hemos visto, su sabor es agradable y suave, similar al de las nueces, lo que las convierte en un complemento perfecto para cualquier plato

Puedes tomarlas en el desayuno, con zumos leche o yogures. Añadirlas a ensaladas o verduras. Combinarlas con arroz, con guisos o sopas. 

E incluso es habitual usarlas como ingrediente a la hora de elaborar panes y postres. Como ves las opciones son infinitas. 
 

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados