Todas las entradas de la catedral de Santiago de Compostela

Acompáñanos en esta ruta por las cuatro fachadas de la catedral de Santiago de Compostela,  punto final del camino de Santiago que atraviesan los peregrinos. 
 

Todas las entradas de la catedral de Santiago de Compostela
Conoce los secretos de las cuatro fachadas de la catedral de Santiago


El Camino de Santiago es una ruta de peregrinaje de origen medieval, cuya finalidad era venerar las reliquias del apóstol Santiago.

Los peregrinos recorren cientos y miles de kilómetros actualmente, atravesando incluso varios países, para llegar a la meta final: la catedral de Santiago de Compostela.

Este edificio es un referente de la arquitectura románica, aunque a lo largo de los siglos se han producido reparaciones y obras nuevas, que le dan su aspecto original. 

Acompáñanos en este recorrido por el exterior de la catedral de Santiago de Compostela. Iremos rodeando desde el Norte siguiendo las agujas del reloj, pasando por las cuatro entradas o fachadas.
 


Conoce las cuatro fachadas de la catedral de Santiago de Compostela



Fachada de la Azabachería

Se sitúa en la actual Plaza de la Inmaculada, en el lado Norte de la catedral de Santiago de Compostela.

Construida de nuevo en el siglo XVIII tras un incendio, presenta una mezcla de estilos barroco y neoclásico, debido a la mano de Lucas Ferro primero, y Domingo Lois y Clemente Fernández después.

Sustituye a la anterior entrada de época medieval denominada Fachada del Paraíso erigida en 1122, donde termina el último tramo de los caminos Primitivo, Francés, del Norte e Inglés.

En la zona superior se haya una escultura de Santiago, con los reyes Alfonso III y Ordoño II en posición orante.  
 



Fachada de la Quintana

Es la cabecera de la catedral románica, y da acceso a la plaza de la Quintana, en el lado Este. Se trata de una sucesión de capillas y puertas con apariencia irregular, por lo que Vega y Verdugo proyectó un cierre provisto de gran ornamentación construido en el siglo XVIII.

Pasando esta línea nos encontramos gran parte del trazado original, que se distribuye en las puertas Real, Santa y de los Abades.
 



Fachada de las Platerías

En el extremo meridional, en la plaza de las Platerías, nos encontramos la única fachada de estilo románico que aún se conserva en pie en la catedral de Santiago de Compostela.

Edificada en el siglo XII, muestra dos puertas paralelas cuyas columnas sostienen los tímpanos y arquivoltas tan característicos de este estilo.

El programa iconográfico muestra a Cristo en el centro del friso, con otras representaciones de tema bíblico, así como a los doce profetas y a los apóstoles.

En una de las jambas de la puerta aparece la inscripción que señala la fecha de la colocación de la primera piedra.
 



Fachada del Obradoiro

Por último, nos detenemos en el lado occidental. Su nombre hace referencia al taller u obradoiro de canteros, que también daba nombre a la plaza.

Esta entrada es una construcción de 1738 realizada por Fernando de Casas, quien derriba la antigua fachada medieval para levantar otra de estilo barroco, provista de grandes vanos y mayor riqueza iconográfica y decorativa.

A ambos lados se sitúan las torres de las Campanas y de la Carraca. Es la imagen típica de postales y monedas más conocida, símbolo de la catedral de Santiago de Compostela.
 



El Museo de la Catedral

El Museo Catedral de Santiago está dedicado a la historia y el arte del edificio: los artistas que han trabajado, evolución histórica del edificio, arquitectura y urbanismo, obras singulares.

La entrada al Museo tiene un coste de 6 euros la general y 4 la reducida.
 

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados