Tipos de piel, ¿cuáles son y cómo cuidarlos?

Existen cuatro tipos de piel, ¿ya sabes cuál es el tuyo?. Descubre qué le conviene a tu piel para mantenerla siempre sana y cuidada. ¡No te lo pierdas!

Tipos de piel, ¿cuáles son y cómo cuidarlos?
¿Sabes ya lo que le conviene a tu tipo de piel?

Cada persona cuenta con un tipo de piel, los cuales se engloban dentro de cuatro patrones: normal, seca, grasa y mixta.

Son varias las funciones que la piel tiene en nuestro organismo, ya que puede funcionar como un órgano excretor, termoregulador, protector y sensorial. Es por ello, que independientemente del tipo de piel con el que cuentes, es importante mantenerla sana, poniendo en práctica algunos cuidados que te presentamos a continuación.

A pesar de que los tipos de piel son de origen genético, esta puede ver afectadas sus características en función de diferentes agentes externos, como el ambiente, e incluso de carácter interno, como la salud o las emociones.

Normalmente se engloba a la piel dentro de un tipo u otro en función del estudio que se hace en la zona T, la cual engloba a la frente, la nariz y la barbilla. De este modo se pueden establecer los diferentes tipos de piel y por tanto, saber cómo tratar a cada uno propiamente para mantener una piel totalmente sana.

Descubre los 4 tipos de piel que existen y cómo tratarlos


Piel normal

Una piel normal se caracteriza por ser equilibrada, es decir, por no ser ni demasiado grasa ni demasiado seca. Puede que en determinados casos se detecte algo de grasa en la zona T, sin embargo, esto no tiene por que clasificar a la piel como propiamente grasa.

La piel normal se caracteriza básicamente por:

  • Ser suave y mantener los poros limpios
  • Ser uniforme
  • Estar bien hidratada
  • Tener un color rosado
  • Ser elástica y contar con una buena circulación

Sin embargo, a pesar de tratarse de una piel normal, siempre son necesarios algunos cuidados para mantenerla totalmente sana:

  • Intenta limpiar siempre el maquillaje para evitar obstruir los poros
  • Exfolia tu piel con suavidad y aplica sobre ella una mascarilla por lo menos una vez por semana
  • Utiliza una crema que elimine los brillos innecesarios
  • Intenta no tocar ni reventar granos y puntos negros
  • Bebe agua para mantener la piel lo más hidratada posible


Piel seca

La falta de hidratación y el sebo, son sinónimos de una piel seca. Precisamente por esta falta de grasa, la piel no cuenta con suficientes lípidos para construir una capa que la defienda de las agresiones.

En una fase inicial, este tipo de piel puede parecer seca y sin elasticidad, volviéndose más tirante. He aquí otros síntomas de este tipo de piel:

  • Puede llegar a causar picores
  • Muestra falta de elasticidad
  • Se presenta más áspera, llegando a mostrar manchas
  • Exhibe un aspecto más tenso
  • Sufre un mayor riesgo de contraer infecciones

Existen grados todavía más extremos de sequedad, en los que la piel puede presentar:

  • Callosidades
  • Piel roja
  • Grietas

En el caso de contar con este tipo de piel, conviene llevar a cabo una serie de sugestiones que la ayudarán a adquirir el brillo que la pertenece:

  • Bebe 2 litros de agua por día
  • Usa cremas diaurnas para proteger la piel de los rayos UV
  • Utiliza un sérum para hidratar la piel


Piel grasa

El exceso de sebo en la piel puede ser ocasionado muchas veces por un desorden hormonal, el estrés, el maquillaje o ciertos medicamentos, los cuales provocar la aparición de una piel grasa.

Este tipo de piel suele presentar:

  • Poros muy visibles y dilatados
  • Piel pálida y gruesa
  • Acné
  • Brillo

El acné suele presentarse en los casos más graves de piel grasa, mientras que los puntos negros aparecen en los casos medios en lugares como los hombros, la espalda, el pecho y el cuello.

Algunas de las formas más eficaces para acabar con este tipo de piel son:

  • Lavar la cara con agua fría dos veces al día
  • Exfoliar la piel
  • Utilizar maquillaje a base de agua y libre de grasas
  • Consumir alimentos con vitamina B y A.
  • Evitar tener el pelo en la cara o llevar flequillo


Piel Mixta

Este tipo de piel presenta una mezcla entre los diferentes tipos de piel. De este modo, hay zonas que presentan una mayor cantidad de sebo, mientras que otras están con falta de este.

De este modo, la piel mixta se presenta de esta manera:

  • Manchas en la zona T
  • Exceso de brillo
  • Mejillas secas o normales
  • Poros dilatados con impurezas

Para restablecer el equilibrio en este tipo de pieles es recomendable:

  • Usar agua tibia para lavar la cara
  • Usar siempre una crema hidratante
  • Limpiar la cara antes de colocar algún producto sobre esta
  • Utilizar artículos propios para este tipo de piel

Recuerda que un ambiente limpio lejos de la polución y el humo del tabaco, o las exposiciones prolongadas al sol, no te serán de gran ayuda a mantener tu piel totalmente sana.

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados