Tipos de seguros de vida

¿Quieres ayuda para contratar un seguro de vida? A continuación, te contamos cuáles son los diferentes tipos de seguros que hay y así, te ayudamos a tomar la decisión.
 

Tipos de seguros de vida
Hay muchas alternativas, y entre ellas muchas diferencias

Hay muchas razones por las cuales un seguro de vida es una decisión que se toma (si no una) pocas veces en la vida, y una de ellas es que involucra un tiempo de decisión y un nivel de conocimiento notablemente superior al de otros servicios.

No es fácil tomar decisiones sobre lo que puede pasar con nuestros seres queridos cuando no estemos o sobre lo que podamos necesitar en caso de que algo que nunca queremos que pase termine pasando, y es mucho más difícil decidir lo que hay que decidir cuando no contamos con la información necesaria.

He aquí, los tres principales tipos de seguros y que debes saber sobre cada uno de ellos:
 

¿Qué seguro de vida se adapta mejor a ti?

 

1. Seguro temporal


Si bien muchos prefieren un seguro de vida permanente, hay opciones temporales que se adaptan a las diferentes necesidades de los distintos clientes. Este tipo de pólizas están hechas para personas que desean cobertura por un período de tiempo específico; bien sea por unos días, en el caso de – por ejemplo – un viaje con circunstancias particulares, un período determinado de años o hasta una edad específica.

También se conocen como seguro a término y existen diferentes variables, determinados por las alteraciones en las primas:
 
  • Crecientes: las primas aumentan a medida que pasan los años y aumenta la tasa de riesgo del asegurado.
  • Niveladas: las primas no sufren alteraciones a medida que pasa el tiempo.
  • Decrecientes: las primas disminuyen paulatinamente, esta variante se usa principalmente para proteger al grupo familiar en casos que involucren un crédito hipotecario.
  • Convertibles: en estos casos el asegurado tiene la opción de – una vez finalizada la póliza – convertir su cobertura a permanente con un aumento en la prima.
  • Renovables: al momento de su finalización, se ofrece la posibilidad de una renovación.
 

2. Seguro permanente

 

Este seguro de vida cubre al asegurado durante toda su vida y el riesgo de la muerte lo asume la compañía aseguradora. Existen tres tipos:
 

  • Tradicional: el importe de cuotas es constante y no se permite el retiro de dinero antes de lo estipulado.
  • Universal: permite la alteración de las primas en casos en los que el asegurado desee que el valor de la póliza aumente o disminuya.
  • Variable: permite al asegurado (a su propio riesgo) la inversión de lo acumulado en fondos de inversión, acciones, etc.
 

  3. Seguro colectivo


Es un seguro de vida en el que una sola póliza cubre a un determinado número de personas y son muy valoradas por empleadores que quieren asegurar a sus empleados. Ofrecen como ventajas primordiales que las primas – al ser colectivas – suelen ser más económicas y que no son necesarias revisiones médicas.
 
Como se ve, opciones sobran y es importante conocerlas todas antes de decidir.
 

También te puede interesar:
 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados