¿Qué tipos de cobertura puedo contratar en un seguro de salud?

El seguro de salud cuenta con varias coberturas, desde las consultas de Atención Primaria hasta la ayuda a domicilio.

¿Qué tipos de cobertura puedo contratar en un seguro de salud?
La asistencia hospitalaria complementa al seguro de salud
  • El límite lo pondrá nuestro presupuesto y sentido común, puesto que hay servicios que sabemos que no vamos a necesitar.

El seguro de salud cubre los gastos médicos de las personas que prefieren ser atendidas en la sanidad privada. O que quieren tener una alternativa a la Seguridad Social para evitar las largas listas de espera. Los titulares de estas pólizas pagan una cantidad mensual y, a cambio, las compañías corren con los gastos médicos cuando se hace uso de los servicios contratados.

Al igual que ocurre con otros seguros, como puede ser el de coche, hay unas coberturas básicas. Si queremos ampliarlas, la prima irá subiendo. El nombre de las pólizas varía según la compañía aseguradora, pero las coberturas vienen a ser más o menos las mismas. 

El seguro de salud básico cubre las consultas médicas

Podemos decir que el seguro de salud cuenta con varias pólizas, y cada una tiene sus propias prestaciones. Aquí vamos a mencionar las más comunes aunque, como decimos, puede que la nomenclatura cambie de una aseguradora a otra.

1. Servicio Asistencial básico: cubre las consultas médicas. Hay que elegir el profesional y la clínica que tienen concierto con la compañía escogida.

  • Consultas de Atención Primaria: Incluye Medicina General, Pediatría y Puericultura, Enfermería, análisis clínicos básicos o urgencias domiciliarias.

  • Consultas de especialistas. En este tipo de cobertura es donde radica una gran diferencia con respecto a la sanidad pública, puesto que nos ahorraremos las listas de espera.

  • Asistencia dental. Muchas compañías incluyen entre las coberturas básicas una asistencia bucodental que incluye revisiones, limpiezas, radiografía y extracciones. Con respecto a este punto, hay compañías que ofrecen la posibilidad de contratar exclusivamente un seguro dental. Es el caso de Metlife, entre otras.

La asistencia hospitalaria complementa al seguro de salud

2. Asistencia hospitalaria y quirúrgica: Complementa a la modalidad anterior, pero la prima es un poco más cara. Al contratarla, los gastos de hospitalización quedarían cubiertos.

3. Seguro de reembolso. Si tenemos contratada esta cobertura, podemos acudir a cualquier médico en todo el mundo, incluso dentro de España si queremos ser atendidos por un profesional concreto. Los gastos derivados serán abonados a posteriori por la aseguradora. La parte mala es que el coste es bastante elevado.

Las diferentes modalidades del seguro de salud permiten contratar coberturas adicionales, como pueden ser las indemnizaciones (por hospitalización o baja laboral, por ejemplo), la orientación médica las 24 horas, la ayuda a domicilio o la conservación de las células madre del cordón umbilical. 

Hay muchas más coberturas. El límite lo pondrá nuestro presupuesto y sentido común, puesto que hay servicios que sabemos que no vamos a necesitar. De momento.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados