¿Tienes un inmueble alquilado? Conoce todos los gastos deducibles

¿Todavía no sabes los beneficios fiscales que puedes obtener por tener una vivienda en alquiler? Descubre aquí cómo aprovechar al máximo los gastos deducibles en tu declaración de la Renta.

¿Tienes un inmueble alquilado? Conoce todos los gastos deducibles
Descubre cómo deducir determinados gastos en tu declaración de la Renta

Si tienes una vivienda en alquiler debes saber que como arrendador del inmueble puedes disfrutar de algunos gastos deducibles a la hora de realizar tu declaración de la Renta.

Existen una serie de beneficios fiscales que pueden ayudar al casero a obtener interesantes desgravaciones en su declaración de la renta.

Por eso, si no sabes cuáles son y estás recibiendo ciertos ingresos gracias a la vivienda que tienes en alquiler y quieres saber qué parte de gastos deducibles de esos ingresos te puedes ahorrar en la declaración de la Renta, a continuación te desvelamos aquellos gastos deducibles generados por el alquiler anual que van a poder desgravar en tu declaración de la Renta.

Los arrendadores no solo están obligados a declarar los ingresos obtenidos por las rentas de sus viviendas, también tienen la posibilidad de obtener ciertos beneficios fiscales gracias a una serie de gastos deducibles en la declaración de la Renta. ¿Quieres saber cuáles son?
 

Gastos deducibles en la declaración por alquiler de inmuebles


Intereses producidos por créditos al comprar la vivienda

Se podrán desgravar aquellos intereses generados por los capitales ajenos invertidos a la hora de adquirir el inmueble o mejorarlo, además de otros gastos de financiación.
 

Tributos y recargos

Son desgravables aquellas tasas y recargos tanto estatales como no estatales: IBI, tasa de basuras, alumbrado, etc.
 

Cantidades percibidas por terceros

Ya sea por una contraprestación directa o indirecta derivada de servicios personales, como pueden ser: vigilancia, administración, portería o similares del inmueble.
 

Gastos ocasionados por la formalización del alquiler

Estos gastos pueden hacer referencia al propio arrendamiento, el subarrendamiento, la cesión o la defensa de carácter jurídico de los bienes y rendimientos.
 

Saldos de cobro dudoso

Cuando surja esta situación se podrá aprovechar la desgravación, siempre que sean bien justificados dichos saldos.
 

Importes de las primas de los contratos de seguro

Independientemente sean seguros de responsabilidad civil, incendio, robo o por cualquier otra circunstancia de la misma naturaleza, sobre los bienes o los derechos productores de los rendimientos de la vivienda en alquiler.
 

Gastos por servicios y suministros

Aquellas cantidades destinadas a las facturas de luz, teléfono, agua o gas, también pueden ser desgravadas.
 

Cantidades destinadas a la amortización del inmueble

Los gastos ocasionados por el pago de la vivienda podrán ser desgravados según las condiciones establecidas en el reglamento.
 
El IRPF (Impuesto de la Renta de las Personas Físicas) establece que en aquellos arrendamientos de inmuebles destinados a la vivienda, podrán obtener una desgravación del 60% del rendimiento neto por la vivienda en alquiler, independientemente de la edad de los inquilinos que arrendan dicha vivienda. 


También te puede interesar:
 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados