¿Tienen que declarar las retenciones del IRPF todos los autónomos?

Los autónomos en estimación directa que efectúen retenciones del IRPF deben pedir en Hacienda los datos fiscales

¿Tienen que declarar las retenciones del IRPF todos los autónomos?
Hacienda es la que establece las retenciones del IRPF
  • Están exentos de presentar la declaración del IRPF aquellos autónomos que a lo largo de todo el año hayan facturado menos de 1.000 euros

Las retenciones del IRPF pueden parecer un mundo para quienes no entienden de impuestos. Los trabajadores por cuenta ajena lo tienen más fácil, puesto que la nómina les llega ya hecha y no tienen que preocuparse. Sin embargo, hay autónomos que aún no tienen muy claro si están obligados o no a declarar el IRPF.

 

En principio, todos los autónomos están obligados a presentar la declaración de la renta y, por tanto, están sujetos a las retenciones del IRPF. Ahora bien, como en toda regla aquí también hay una excepción:

  • Están exentos de presentar la declaración del IRPF aquellos autónomos que a lo largo de todo el año hayan facturado menos de 1.000 euros.

 

 

Comprueba las retenciones del IRPF en Hacienda

 


También a la hora de presentar la declaración de la renta los autónomos lo tienen más complicado que los trabajadores por cuenta ajena. Tampoco es lo mismo estar a módulos que en estimación directa. Mientras que en el primer caso las retenciones del IRPF vienen establecidas por Hacienda en función del tipo de negocio, antigüedad y tamaño, en el segundo hay que declarar todos los gastos e ingresos.

 

1. Hacienda no les envía el borrador, ya que no conoce los ingresos y gastos de la empresa. 

 

2. Deben cumplimentar, por tanto, la declaración completa.

 

3. Se recomienda a los empresarios que efectúen retenciones del IRPF que soliciten a Hacienda los datos fiscales.  De esta formas, sabrán con exactitud qué clientes han pagado las retenciones que les han sido practicadas.

 

 

Deducir para compensar las retenciones del IRPF

 


Las retenciones del IRPF pueden suponer un buen pico, por lo que los autónomos no deben olvidarse de incluir todas las deducciones a las que tienen derecho. Algunas de ellas son:

  • Cotizaciones a la Seguridad Social del empresario y sus trabajadores.
  • El importe del alquiler del local en el que se desarrolla la actividad.
  • Facturas de asesores, notarios, etc.
  • Tributos de carácter menor, como tasas por recogida de basura.
  • Intereses de los préstamos vinculados a la empresa.

 

No podemos olvidarnos tampoco de las nóminas de los empleados, que suponen una parte importante de los gastos de una empresa.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados