Tengo mucho trabajo: consejos para decírselo a tu jefe

¿Estás sobrecargado y quieres decirle a tu jefe que tienes mucho trabajo? Te damos 5 consejos para abordar el tema y que no afecte en vuestra relación laboral.

Tengo mucho trabajo: consejos para decírselo a tu jefe
5 consejos para hablar con tu jefe sobre tu carga de trabajo

La comunicación en el trabajo es un factor clave para el éxito. Por eso, si te encuentras sobrecargado y con mucho trabajo, es fundamental que se lo comuniques a tu jefe.

Eso sí, es importante hacerlo con consciencia, para que no repercuta en tu desempeño y tu jefe no piense que se trata de falta compromiso o simplemente de pereza o falta de profesionalidad.

Si tu carga de trabajo es excesiva y no das abasto, te aseguramos que es mejor que plantees el problema a tu jefe, a pesar de que esta opción sea la que más te aterre. Recuerda que el estrés y la falta de tiempo puede afectar negativamente a la calidad de tu trabajo.

A continuación te damos algunos consejos que te ayudarán a decirle a tu jefe que estás con mucho trabajo sin que eso repercuta en vuestra relación profesional.

 

5 consejos para decirle a tu jefe que tienes mucho trabajo


1. Elige el momento más adecuado

Ni se te ocurra actuar por impulso. Piensa bien qué es lo que vas a decir a tu jefe y elige el momento más oportuno para hacerlo.

Antes de reunirte con tu jefe para hablar de tu excesiva carga de trabajo, intenta estudiar bien su horario laboral y habla con él cuando se encuentre menos ocupado y más receptivo.

Ten cuidado y no entres al trapo sin pensar. Comienza por destacar los objetivos de la empresa y las tareas que contribuyen a ellos, a corto y largo plazo. Explícale que algunas de esas tareas exigen más dedicación, tiempo, esfuerzo y mucho trabajo.

 

2. Transmite siempre las ventajas

Piensa que tampoco conviene que te andes por las ramas. Quieres una reducción de carga de trabajo y debes transmitir bien esa idea, pero siempre indicando las ventajas que puedes traer a la empresa.

El estrés y la sobrecarga de trabajo son dos factores clave que pueden disminuir la productividad. Piensa que si te enfrentas a muchas tareas al mismo tiempo, corres el riesgo de fracasar con todas ellas, pues no darás abasto y no conseguirás rendir lo suficiente.

Sin embargo, si te enfocas solamente en dos tareas importantes conseguirás ser más eficiente y ofrecer un mejor rendimiento.

 

3. Habla claro y ofrece soluciones

Debes ser sincero y no trasladar un problema a tu jefe para el que no tengas solución. Si estás con mucho trabajo y no llegas a todo, céntrate en los aspectos positivos.

Evita decirle que no puedes manejar esa carga de tareas o proyectos, explícale que dedicándote a unas pocas tareas específicas conseguirás alcanzar uno u otro objetivo y las ventajas que eso tendrá para la empresa.

 

4. Establece prioridades y límites

Es importante exponerle a tu jefe tu agenda de tareas y obligaciones de la manera más realista. Muéstrale la importancia de diferenciar lo urgente de lo importante y lo importante del resto de tareas.

Si la tarea es importante, pero no urgente, podéis establecer una fecha límite para realizarla, en caso de que sea urgente, lo más inteligente es priorizarla y tratar de esa tarea lo antes posible.

Es importante actuar siempre en consecuencia, establecer prioridades y enfocarnos en ellas para lograr finalizarlas con éxito.

 

5. Justifica siempre tu planteamiento

Identifica bien los proyectos que son prioritarios y los que pueden ser retrasados o delegados. Todo ello, sin comprometer el trabajo y los objetivos globales de la empresa.

Da siempre ejemplos claros que te ayuden a reforzar tu idea de que realmente tienes con mucho trabajo. Habla del tiempo asignado a cada tarea, expón claramente los trabajos que tienes asignados regularmente y el tiempo que verdaderamente necesitarías para finalizarlos de la manera más eficaz.

Si tu exposición es clara y viene acompañada de ejemplos claros, a tu jefe le será mucho más fácil visualizar y comprender la situación, ponerse en tu lugar y establecer mejor las prioridades.

 

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados