Puedes tener una planta de aloe vera y ahorrarás cuidando tu piel

La planta de aloe vera tiene muchos beneficios para nuestra piel. Podemos cortar la hoja y sacar el gel fresco para aplicárnoslo directamente.

Puedes tener una planta de aloe vera y ahorrarás cuidando tu piel
La planta no necesita demasiados cuidados, ni siquiera regarla a diario

La planta de aloe vera es un antibiótico natural que ayuda a tratar problemas de la piel como pueden ser el acné, forúnculos, infecciones originadas por bacterias y hongos o quemaduras. También es un buen remedio para evitar que los niños se muerdan las uñas, como veíamos en remedios uñas mordidas.

Así que viendo las múltiples utilidades que tiene, si cultivamos nuestra propia planta de aloe vera ahorraremos dinero en el cuidado de nuestra piel. Además no necesita ningún cuidado especial. Podemos tenerla en el balcón (también es apta para interiores) y cortar las hojas cuando necesitemos sacar el jugo. Para ello podemos utilizar un cúter, pero en realidad se parten con solo doblarlas con las manos.

Aplicación del gel de la planta de aloe vera

Si queremos aprovechar mejor la planta podemos ir cortando trocitos en función de cuándo los necesitemos. Podemos hacerlo directamente de la planta o guardar la hoja en la nevera.

En cuanto a su aplicación, es tan fácil como sacar el gel fresco, directamente de la hoja, y aplicarlo directamente sobre la piel. Su sensación de frescor alivia al instante. Se puede utilizar incluso para calmar la piel después del afeitado o para aliviar las quemaduras del sol.

Productos de belleza caseros a base de planta de aloe vera

También podemos hacer algunos productos de belleza, como pueden ser geles, mascarillas exfoliantes e hidratantes o bebidas. Otra forma de ahorrarse un dinerillo. A continuación explicaremos brevemente cómo elaborar estos productos.

  • Gel de aloe vera casero. Para ello necesitaremos varias hojas con al menos 2 años de vida. Las cortamos de forma transversal y sacamos toda la gelatina. Lo metemos en la batidora para obtener la textura de gel. No conviene hacer demasiado, puesto que solo dura unos tres días en la nevera antes de empezar a oxidarse. Pero se puede aplicar directamente sobre la piel, incluso sobre heridas y quemaduras.

 

  • Mascarillas. El gel anterior se puede utilizar como mascarillas exfoliante e hidratante.

 

  • Bebidas. Si mezclamos el gel con agua podemos obtener una refrescante bebida.

 

Cuidados de la planta de aloe vera

Volviendo a su cultivo, si nos decidimos a tener en casa nuestra propia planta de aloe vera tendremos que tener en cuenta una serie de consejos:

  • Son como los cactus, es decir, necesitan poca humedad y ambiente cálido. Así que en invierno, mejor dejarla dentro de casa.
  • La tierra debe ser arenosa y tener un buen drenaje.
  • Cuando la reguemos hay que evitar que el agua quede estancada.
  • Si las hojas están muy delgadas y/o con arrugas, es síntoma de que necesita agua.

 

También te puede interesar:

Continuar Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados


Additionally, paste this code immediately after the opening tag: