Temporizador eléctrico, aprende a utilizarlo para ahorrar

Te mostramos en qué consiste un temporizador eléctrico, cómo funciona la programación y explicamos cuáles son sus principales ventajas de usarlo en casa.

Temporizador eléctrico, aprende a utilizarlo para ahorrar
Cuáles son las ventajas de estos programadores analógicos

La primera vez que vi en acción un temporizador eléctrico fue hace más de veinte años en la cocina de una de mis mejores amigas: sus padres lo ponían cada noche en su cafetera para que al levantarse les sorprendiera el olor del café recién hecho. Y es que, un buen uso de estos aparatos eléctricos tiene como resultado no solo un ahorro de energía (con un reflejo en la factura de la luz), sino disfrutar de una rutina diaria más cómoda y agradable, gracias a pequeños detalles programados directamente para nosotros.

Programa el consumo de energía eléctrica


Qué es

Un temporizador eléctrico o programador analógico es un aparato provisto de un sistema para controlar el tiempo y que se utiliza para abrir y cerrar circuitos eléctricos. De este modo, puede programarse el encendido y apagado de luces que hay en el hogar. Pero no solo se limita a esta función, sino que abarca todo tipo de electrodomésticos y otros aparatos que estén conectados a la corriente, como televisores.

Una de las ventajas de usar este programador es el ahorro energético, algo que se notará en la factura de la luz desde el primer mes. Asimismo, poder controlar el encendido o apagado supone una gran oportunidad para ganar tiempo y confort a la hora de cocinar, por ejemplo. Otro de los aspectos positivos es la seguridad, sobre todo si hablamos de estufas eléctricas, evitando posibles accidentes.

Cómo funciona

Los modelos de temporizador eléctrico pueden estar provistos de pantalla LCD o bien tener un programador analógico. Ya sea moviendo la rueda para marcar el número con la pestaña o tecleando, el primer paso será marcar la hora cuando queramos que se conecte al sistema eléctrico para que el aparato empiece a funcionar. Del mismo modo, elegiremos la hora del apagado.

Dentro de los tipos de temporizador eléctrico existen varias posibilidades. Los que están provistos de pantallas LCD suelen contar con varios programas de encendido y apagado. Además, muestran la hora actual, modo de trabajo y estado. En este caso, será muy importante poner el aparato en hora. Respecto a los analógicos, tienen un led indicador que señala su funcionamiento.

Una vez programados, bastará con accionar el temporizador. Por regla general, este botón se encuentra en uno de los laterales, al igual que el dispositivo para que deje de funcionar, permitiendo que la electricidad circule sin limitación de tiempo. Para terminar, el último paso es enchufar el aparato a la corriente.

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados