Técnicas de estudio para universitarios que te darán mejores calificaciones

Descubre cuáles son algunas de las mejores técnicas de estudio que debes aplicar para dominar mejor los contenidos, destacar en los exámenes y obtener mejores calificaciones.

Técnicas de estudio para universitarios que te darán mejores calificaciones
Para obtener mejores calificaciones, hay que buscar nuevos métodos de estudio

Empezar a estudiar en la universidad es diferente a hacerlo durante la secundaria y el bachillerato. Los contenidos son más extensos, los exámenes son más difíciles y los profesores suelen ser más exigentes. Para muchos que destacaron durante esta época los primeros días estudiando una carrera pueden ser sumamente difíciles.

Por eso siempre conviene mantenerse en la constante búsqueda de nuevas técnicas de estudio que permitan que la adaptación al nuevo nivel académico sea mucho fácil. Técnicas que te permitan absorber los conocimientos con mayor rapidez o facilidad, o que te permitan abarcar de manera más efectiva contenidos demasiado extensos.

¿No conoces estas técnicas? Lo harás en pocos minutos.

Técnicas de estudio que te servirán mucho


Un consejo antes de nada: organízate

No es una técnica de estudio como tal, pero sí una idea que puedes aplicar a cualquier caso y que empezará a darte mejores resultados de manera casi inmediata.

Es importante que mantengas en orden tus apuntes, los contenidos que descargas y las horas de estudio.

Mapas conceptuales

Cuando tratas contenidos demasiado extensos, puedes tener la tentación de tratar de ser demasiado específico en los apuntes que usas para estudiar. Esto más que ayudarte, hará que el proceso sea mucho más complejo.

Los mapas conceptuales son una de las mejores técnicas de estudio que puedes utilizar en este caso. Crear estos mapas, en vez de apuntes más densos, te ayudará a escribir menos y escuchar más, a conectar conceptos con mayor facilidad y a aprender con mayor rapidez.

Uso de imágenes

Nuestro cerebro siempre trabaja mejor cuando recibe ayudas visuales, sin importar qué tan frondosa sea tu imaginación. Buscar imágenes referentes o gráficos hará mucho más fácil entender un concepto.

Contenido multimedia

Hace una década, muchos tenían como límite los textos que se les daban para estudiar; ahora es fácil encontrar documentales, programas de TV o videos sobre una gran variedad de temas.

Esta no es una técnica que de buenos resultados por sí sola. Sin embargo, se trata de una excelente manera de reforzar o ampliar los conocimientos que obtienes estudiando con otros métodos.

Resúmenes

Una de las principales habilidades que debes pulir en la universidad es la de saber diferenciar las ideas más importantes de un contenido. Sin importar la materia de estudio, siempre estarás expuesto a una mayor cantidad de contenidos y es vital que aprendas a resumir mejor.

No decimos que te quedes sólo con las ideas principales, sino que sepas absorber la misma cantidad de conocimientos en contenidos más cortos. No es por casualidad que esta es una de las técnicas de estudio más antiguas.

Estudio en grupo

Aprender no solo es conocer un contenido, sino también comprenderlo y tener ideas propias sobre el mismo. Para esto hay pocas técnicas de estudio más efectivas que estudiar en grupo.

El intercambio de opiniones, ideas e incluso de métodos de investigación suele ser una experiencia que enriquece mucho.

Otro consejo para terminar: desconéctate

Cerramos no con una técnica de estudio, pero si con un valioso consejo: aunque los dispositivos móviles pueden ayudar, también pueden ser una distracción.

Nuestra recomendación es que uses más el ordenador y menos el teléfono. Así evitas distraerte con algún chat, algún juego o alguna red social.

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados