¿Te han llamado para una entrevista de trabajo? Te damos 10 consejos

Antes de acudir a una entrevista de trabajo debes buscar toda la información posible sobre la empresa y repasar tu experiencia laboral

¿Te han llamado para una entrevista de trabajo? Te damos 10 consejos
En una entrevista de trabajo debes dar buena imagen
  • Prohibido hablar mal de nuestro jefe anterior

Después de enviar cientos de currículum por fin alguien lo ha leído y te ha llamado para una entrevista de trabajo. Primer paso superado. Ahora toca concentrarse en preparar tu encuentro con el entrevistador. Y debes hacerlo bien, ya que de la impresión que causes dependerá que te tengan en cuenta o no para continuar con el proceso de selección.

Aunque cueste creerlo, todavía hay quien no se prepara para una entrevista de trabajo. Y eso es un error. Pero no el único, así que para ayudarte a salir airoso de la situación queremos darte algunos consejos que esperamos te sean útiles.

Prepara la entrevista de trabajo a conciencia

La mayoría son evidentes, pero aun así hay quien prefiere hacer caso omiso. ¿Cuántas veces nos habrán dicho que no hablemos de dinero en la primera entrevista y seguimos haciéndolo?

1. Investigar a la empresa. Acudir a una entrevista de trabajo sin saber nada de la empresa es imperdonable. Hoy día tenemos un montón de herramientas a nuestra disposición para buscar toda la información posible. Por ejemplo, si optas a un puesto para el departamento de recursos humanos sería conveniente saber el número de trabajadores que tiene la empresa. ¿No te parece lógico?

2. Cerciorarse de saber todo lo que pone el currículum. Parece obvio, pero hay quien repasa su experiencia laboral y ésta no coincide con la que pone el papel que el entrevistador tiene en la mano. Podrían pensar que hemos mentido.

3. Conocer tus puntos fuertes. Puede ser que te pregunten por qué eres el candidato ideal para ese puesto de trabajo. Así que debes ser muy claro y dar argumentos de peso.

4. Escoger la ropa que vas a llevar con mucho cuidado. ¿A que no te presentarías en la boda de tu prima en vaqueros? Pues en una entrevista de trabajo tampoco. 

5. Ser puntual. El día de la entrevista hay que organizarse y salir de casa media hora antes de lo que tenías previsto en un principio. Es mejor esperar dando una vuelta por los alrededores que llegar tarde. Puede que un simple retraso te cierre las puertas de ese trabajo con el que tanto tiempo has estado soñando.

6. Llevar un par de copias del currículum. Puede ser que haya un segundo entrevistador y la necesite. Y si te quedas bloqueado por los nervios, puedes echarle un vistazo.

7. Cuidar mucho el comportamiento y expresión corporal. Algunas pautas que puedes seguir son las siguientes: saludar al entrar con un apretón de manos; no sentarte hasta que te lo indiquen; una vez sentado, hacerlo con la espalda recta; evitar el tuteo; tratar de que no se noten los nervios (prohibido morderse las uñas o tamborilear en la mesa); escuchar atentamente y no interrumpir; mirar al entrevistador a los ojos; hablar lo justo y ceñirse a la pregunta; y, por supuesto, no hablar mal de otras empresas o empresarios.

Cuidado con lo que hacemos tras la entrevista de trabajo

Tampoco debemos descuidar nuestro comportamiento tras salir de la entrevista de trabajo. En esto centraremos los tres últimos consejos.

8. Hay ocasiones en las que, tras la entrevista, la empresa pide que envíes algunas muestras de tus trabajos. Si te mandan dos, envía dos. Ni una ni tres. Así demostrarás que sabes escuchar y que sigues las reglas.

9. Si tienes el correo del entrevistador puedes enviar un mensaje agradeciendo su tiempo y mostrando tu interés por el puesto. Pero nada más. Debe ser algo muy breve y conciso.

10. Después de hacer la entrevista tampoco conviene acosar al empleador con llamadas y correos para ver si sigues en el proceso. A veces se necesita tiempo para tomar una decisión.

¿Has tomado nota y te has puesto las pilas? Te deseamos mucha suerte. Ya nos contarás cómo te ha ido.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados