¿Te conviene comprar un coche de leasing?

Hacemos un balance de los puntos positivos y negativos de comprar un coche de leasing, para ayudarte a decidir mejor.
 
 

¿Te conviene comprar un coche de leasing?
Los pros y los contras de comprar vehículos por esta vía

Cambiar de coche es una acción que suele conllevar un gasto importante y son pocos los que pueden darse el lujo de hacerlo todo de una vez. Es entonces que nace la necesidad de encontrar una solución creativa para lograr el objetivo.

Algunos pueden optar por el camino más tradicional del préstamo bancario, y otros pueden preferir comprar un coche de leasing. Esta última es una opción que la mayoría nunca considera, pero es una a la que hoy queremos dedicar especial atención.

Si has pensado en este camino para tener un coche nuevo lo mejor que puedes hacer antes de tomar la decisión es conocer los pros y los contras… esos que nosotros te vamos a contar.

Los pros y los contras de comprar un coche de leasing


 
Los puntos positivos y negativos que se presentan a continuación son los del leasing abierto, en el que quien usa el coche adquiere el compromiso de comprarlo después de un período determinado y aun valor determinado.
 

Los pros de comprar un coche de leasing

 
  • El sistema permite al cliente tener un vehículo de mayor valor al que normalmente podría comprar por métodos tradicionales.
 
  • Los pagos mensuales suelen ser más bajos que los que se deben afrontar cuando se solicita un préstamo. En este sistema no pagas por el coche o los intereses, sino por la depreciación que sufre el mismo durante el uso que le das.
 
  • Si el coche se usa como parte de tu negocio, te puede permitir acceder a interesantes beneficios fiscales.
 
  • Los pagos iniciales, o son muy bajos o no son requeridos. Esto casi nunca sucederá cuando escoges otros caminos.
 
  • La mayoría de los contratos de leasing dura 3 años, lo mismo que las garantías estándar, así que no tienes ni que pensar en los costos de mantenimiento.
 
  • El sistema también te da la posibilidad de comprar un coche de leasing y venderlo o utilizarlo como parte de pago por uno nuevo. Es una buena manera de mantenerte siempre conduciendo un coche moderno.
 

Los contras de comprar un coche de leasing

 
  • Durante los primeros años del contrato, no eres dueño del coche que manejas.
 
  • En muchos casos se establecen penalidades por sobrepasar cierto límite de millas que pueden terminar afectando significativamente la depreciación del coche.
 
  • Los precios que se fijan por milla pueden subir y terminar representando un gasto importante.
 
  • Comprar un coche de leasing por lo general requiere la contratación de ciertas pólizas de seguro que no son para nada baratas.
 
  • El precio por el que compras el coche puede llegar a ser superior al que te costaría el mismo modelo de segunda mano.
 
  • Si se pretende romper el compromiso adquirido, las penalizaciones pueden ser severas.
 

Entonces, ¿conviene comprar un coche de leasing?



No podemos dar un veredicto definitivo porque todo depende de los gustos y el poder adquisitivo de cada cliente. Lo que si podemos hacer es sacar algunas conclusiones y dejar que seas tú quien juzgue.

En pocas palabras, el leasing es esto: empiezas con un coche nuevo que disfrutas desde el primer día pagando muy poco y terminas comprando con ligero sobreprecio un coche de segunda mano… cuyo dueño previo eres tú mismo.
 

¿Dónde puedes comprar un coche de leasing?



Hay diferentes caminos por los cuales puedes terminar disfrutando del leasing. A través de sitios web como LeasePlan, que ofrece un sinfín de posibilidades o – en muchos casos – a través de servicios que las mismas marcas ofrecen en sus website. Tú eliges.


También te puede interesar:
 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados