Tarta de piña fría, riquísima y refrescante

Si te encanta el dulce pero prefieres optar por un postre más ligero y saludable, apunta esta receta de tarta de piña fría y disfruta sin remordimientos.

Tarta de piña fría, riquísima y refrescante
El postre más sano, ligero y refrescante

Hoy te proponemos un postre perfecto para combatir el calor, una tarta de piña fría que será la delicia de todos los comensales y que además es baja en calorías.

A pesar de que la mejor temporada de la piña es en invierno, esta fruta tropical también es muy apreciada en verano, ya que es muy refrescante y está riquísima. Si a eso le añadimos que esta fruta nos aporta fibra, vitaminas y minerales, resulta el ingrediente perfecto para este tipo de elaboraciones.

Eso sí, lo mejor de esta receta de tarta de piña fría es que es rápida y fácil de hacer, y además se necesitan muy pocos ingredientes. ¿Te animas a prepararla?

 

Receta de tarta de piña fría paso a paso

Esta receta de tarta de piña fría no necesita nada de azúcar, pero si quieres que la tarta sea todavía más saludable, puedes optar por galletas digestive integrales o incluso puedes suprimir la base de la tarta. De esta forma, será un postre mucho más ligero, apto para celíacos y sin exceso de grasas ni azúcares.

Otro punto importante de la receta es la nata semimontada, debes tener en cuenta que para este tipo de elaboraciones tan solo es necesario añadir nata con un poco de volumen y no montada por completo. Dicho esto, ¿estás preparado para empezar? ¡Toma nota de los ingredientes!

 

Ingredientes

  • 2 latas de piña en almíbar
  • 1 l de nata líquida semimontada
  • 12 bizcochos de soletilla
  • 2 sobres de gelatina con sabor a piña

 

Preparación

1. Escurre el zumo de una de las latas de piña en un bol y moja en él los bizcochos de soletilla.

2. Coloca los bizcochos remojados en la base de un molde desmontable y deja reposar en el frigorífico.

3. Reserva algunas rodajas de piña para la decoración de la tarta y el resto tritúralas con la batidora.

4. Una vez que tengas la nata semimontada, incorpora el resto del zumo la piña en un cazo y llévalo a ebullición.

5. Cuando el zumo empiece a hervir, añade la gelatina, mezcla muy bien para que se disuelva, retira el cazo del fuego y deja templar aproximadamente unos 5 minutos.

6. Mezcla la piña triturada, con el zumo y la gelatina, e agrega finalmente la nata semimontada. Remueve bien hasta conseguir una mezcla homogénea y cremosa.

7. Vierte la mezcla sobre la base de bizcochos y deja reposar en el frigorífico un par de horas como mínimo para que cuaje.

8. Antes de desmoldar y servir la tarta de piña fría, adórnala con las rodajas de piña que habías reservado.

¡Que aproveche!

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados