Suspensión de pagos, ¿qué significa?

Suspensión de pagos, una situación delicada para el deudor que tiene suficientes activos para pagar a los deudores pero no suficiente dinero en efectivo.

Suspensión de pagos, ¿qué significa?
La suspensión de pagos es diferente de la quiebra

Tener algún acreedor o acreedores a lo largo de la vida no es algo extraño en la vida de una persona o empresa. Antaño era un clásico deberle al sastre y darle esquinazo cuando se topaba uno con él por la calle. También aquella sentencia de “Un señor reconoce sus deudas, pero no las paga… Y así nos va. Sin embargo, hay situaciones concursales como la suspensión de pagos en las que, aunque se tengan bienes para hacer frente a la deuda, no hay suficiente dinero líquido.

A toda empresa le puede ocurrir. Un periodo sucesivo de escasas ventas puede dar lugar a un aumento excesivo de deudas en las que ya no se pueda hacer frente a los acreedores. Todavía se tienen activos para paliar las deudas pero lo que no hay es liquidez o dinero en efectivo. Es el momento habitual en el que se produce la suspensión de pagos.

La idea es que con este procedimiento concursal se consiga un acuerdo entre acreedor o acreedores y deudor para llegar a un proyecto de pago de deuda, todo ello siempre bajo la custodia y supervisión judicial correspondiente.
 

¿Cómo salir de una suspensión de pagos?

Hay dos maneras para llegar a una posible solución de la suspensión de pagos:

 

  • Mediante la liquidación de activos de la sociedad.
  • A través de acuerdos con proveedores y acreedores. En este caso se podría hacer una reducción de los créditos o bien atrasar sus vencimientos. Es la mejor opción para una empresa.

 

La suspensión de pagos está regulada en España por el Derecho Concursal, el cual indica la tramitación de dicha figura, los pasos que se siguen para la quita y espera y luego, la quiebra.

La quita es aquella parte de la deuda que el deudor no puede saldar. Lo normal es que su importe esté por debajo del cincuenta por ciento de la cantidad debida. Lo que se busca es que las empresas que pasan por malas situaciones no vayan a más, facilitando las negociaciones con los acreedores para así evitar la quiebra.
 

Diferencias entre la suspensión de pagos y la quiebra

Hay gente que las confunde y piensa que es lo mismo, pero no. La quiebra es significa que una persona física o jurídica no puede pagar las deudas contraídas de ninguna manera debido a que el pasivo exigible es bastante superior al activo. En la suspensión de pagos, en cambio, el deudor tiene suficientes activos para abonar las deudas, solo que no tienen suficiente dinero en metálico.

Mientras que la quiebra es definitiva, con la suspensión de pagos los activos suficientes para el pago de la deuda necesitan un tiempo para poder convertirse en dinero líquido. Por este motivo, la suspensión de pagos es una situación temporal. Ocurre cuando empresas con actividad rentable pasan una época de falta de dinero líquido.

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados


Additionally, paste this code immediately after the opening tag: