Subrogación de la hipoteca: ventajas, gastos y comparativas

Al hacer una subrogación de la hipoteca debemos hacer frente a unos gastos adicionales: notario, registro, gestoría, tasación, comisiones por cancelación y comisiones por subrogación.

Subrogación de la hipoteca: ventajas, gastos y comparativas
Para llevarte la hipoteca a otro banco no tienes que pedir permiso

Yo también tenía cláusula suelo. Me enteré de que la había firmado cuando empezó a bajar el Euríbor pero yo seguía pagando lo mismo. Así que en cuanto me percaté de ello fui a otro banco a pedir una subrogación de la hipoteca. Es decir, que me llevé la hipoteca a otra entidad.

Fue hace algunos años y no recuerdo muy bien el papeleo, pero sé que el trámite no fue complicado y que el dinero que me costó hacer una nueva tasación a mi casa y los honorarios del notario ya lo había amortizado a los pocos meses con lo que me había ahorrado de la cuota de la hipoteca.
 



La subrogación de la hipoteca es libre


Así que si estás harto de tu banco, si no te convencen los términos de tu crédito hipotecario, si crees que estás pagando un diferencial demasiado alto o cualquier otra causa que haga que te quieras cambiar de entidad, que sepas que puedes hacer una subrogación de la hipoteca. Puede que traten de frenarte metiéndote miedo. Pero debes tener claro que para llevarte la hipoteca a otro banco no tienes que pedir permiso.

Con un poco de suerte, tu banco tratará de retenerte igualando o mejorando la oferta de su competidor. Si no lo hace, o aún así quieres seguir adelante con la subrogación hipotecaria debes saber a lo que te enfrentas:
 
  • Es posible que las entidades que visites exijan que para la subrogación de la hipoteca lleves un mínimo de tres años pagando el crédito (yo llevaba menos tiempo y no tuve ningún problema).
 

Cuánto cuesta una subrogación de la hipoteca

 
  • Tenemos que hacer frente a unos gastos adicionales (yo prefiero llamarlos inversión): notario, registro, gestoría, tasación, comisiones por cancelación y comisiones por subrogación (limitada al 0,5% durante los cinco primeros años y al 0,25% en los restantes) , entre otros. Por eso conviene saber cuánto nos costará el nuevo crédito para calcular el tiempo que vamos a tardar en amortizar esta operación.  
 
  • Pensar solo en el nuevo diferencial que nos van a aplicar puede nublarnos la vista y no pararnos a analizar los productos y servicios que tendremos que contratar. Si aún así compensa, adelante.
 
  • Aprovecha para no volver a caer en el mismo error y asegúrate de que el contrato de subrogación de la hipoteca no incluya cláusulas abusivas.

En cuanto a las mejores hipotecas que hay ahora mismo en el mercado, destacan las de ING (Euríbor + 0,99%), Unoe (Euríbor + 1,10%) y la Bonificada de BBVA (Euríbor + 1,35%).

También te puede interesar:
 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados