Subastas públicas de viviendas: 5 consejos para aprovecharlas

¿Alguna vez has pensado en participar de las subastas públicas? Te contamos qué entidades ofertan más viviendas, y cómo puedes pujar por todos los inmuebles que te interesen.

Subastas públicas de viviendas: 5 consejos para aprovecharlas
La Administración Pública pone distintas subastas a disposición del ciudadano


Por si no lo sabías, una de las maneras más populares de hacerse con un nuevo inmueble es mediante las subastas de la Administración Pública.

Entre los bienes que ponen a disposición de los ciudadanos se puede encontrar de todo, desde locales y viviendas, hasta coches u objetos decorativos y herramientas.

En este artículo vamos a centrarnos en las subastas públicas de viviendas, que vienen de las entidades que ya no hacen uso de los inmuebles, o de los propios embargos que hace Hacienda y la Seguridad Social  a las empresas y particulares endeudados.

Si tienes interés en encontrar y adquirir las mejores ofertas, presta atención a estos consejos.


5 consejos para usar el sistema de subastas públicas en España


1. Conoce las principales entidades que subastan viviendas

Aunque a priori pueda parecer que no hay una oferta muy grande de viviendas en la subasta pública, lo cierto es que hay que saber buscar.

Existen muchas entidades públicas y delegaciones que ofrecen su propio servicio de subastas para todo tipo de bienes inmuebles, las más importantes son:
 



2. Encuentra y sitúa las viviendas y locales

Algunos de los portales antes mencionados ofrecen todo tipo de información, desde los detalles del estado físico del inmueble hasta fotografías.

Por desgracia, muchas veces todo lo que tenemos es el nombre de un contacto o una dirección. En casos como este siempre podemos usar google para situar el lugar en un mapa y hacernos con una idea general, además si nos registramos como comprador en el Portal de Subastas tendremos acceso a información extra.



3. Distingue entre los distintos tipos de vivienda

Cada entidad pública realiza una función diferente, por lo tanto las condiciones de las viviendas que embargan u obtienen de los antiguos dueños pueden ser totalmente distintas.

Muchos de estos locales son viviendas sociales, o como en el caso de Adif, casas y pisos que pertenecieron a antiguos empleados, por lo que su tamaño y las condiciones de habitabilidad no son siempre las mejores.

Las viviendas que proceden de embargos a empresas o a particulares por parte de la Seguridad Social pueden, en cambio, dar muchas sorpresas.

Hay casas y pisos bastante más lujosos en algunas de las capitales más importantes, y su precio puede ascender a más de medio millón de euros.



4. Ten siempre en cuenta el porcentaje de las fianzas

Una vez hayas comprobado que el inmueble en cuestión no posee ninguna deuda, se debe siempre depositar una fianza, que varía en función de la entidad que realiza la subasta pública.

Esta garantía puede suponer desde el 5% que impone Adif, hasta el 25% de la Seguridad Social, por lo que conviene estar preparados para realizar grandes inversiones si nos interesa una vivienda de las más caras.



5. Prepara la documentación y espera el proceso

Hazte con los impresos necesarios en la web o las delegaciones de cada organismo, y rellena correctamente todos los campos (DNI, datos del inmueble, etc).

No olvides tampoco el justificante de la fianza, y ten todo a mano para presentarlo cuando proceda.

Una vez se concluye el plazo para presentar las pujas y las ofertas, los tres miembros de la mesa de licitación harán la lectura pública de las subastas.

La puja más alta es siempre la ganadora, y en caso de empate el beneficiario pasa a ser el que realizó la oferta en primer lugar con el sobre cerrado.

Participar en las subastas públicas puede ser una manera muy interesante de conocer el sistema y además invertir en una propiedad sobre la que podamos sacar algún beneficio.

No siempre se encuentran las mejores ofertas, pero lo cierto es que muchos de estos inmuebles pasan desapercibidos, esperando a que un comprador pueda sacar a relucir su potencial.
 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados