Sopa de miso: receta tradicional japonesa

Introdúcete en la cocina oriental con una receta básica de la gastronomía japonesa, la sopa de miso. Un plato rápido y muy fácil de hacer.

Sopa de miso: receta tradicional japonesa
Una receta fácil, ligera y apta para veganos

La sopa de miso es uno de los platos japoneses más populares. Es cierto que cada región del país nipón tiene su propia especialidad, pero en ninguna de esas recetas faltan los dos ingredientes esenciales: dashi y miso.

El miso es una pasta aromatizada que se obtiene a partir de soja y sal marina fermentada con el hongo koji, también puede llevar en su composición algunos cereales, como el arroz. Por otra parte, el dashi es la base de esta receta, un caldo de pescado muy utilizado en la gastronomía japonesa.

Normalmente, se utilizan dos tipos de miso, el Shiromiso, que es blanco y bajo en sal, y el Akamiso, que es más fuerte, de color rojo y salado. El resto de ingredientes va en función de gustos, ya que aunque la receta tradicional de sopa de miso lleva tofu, algas wakame y cebolleta, también se le pueden añadir otras verduras, carnes, pescados, setas o fideos.

Como ves, a diferencia de otras recetas japonesas, la sopa de miso no necesita de ingredientes muy inusuales, pero lo mejor de todo es que este plato es súper sencillo de preparar. ¿Te animas a probarlo?

 

Cómo preparar sopa de miso paso a paso

Antes de ponernos con la receta, debes saber que si no dispones de mucho tiempo para cocinar, puedes comprar dashi instantáneo en cualquier supermercado especializado. Este producto ya viene listo para consumir, tan solo tendrás que disolverlo en agua caliente.

Pero como la receta casera tiene un sabor único y especial, a continuación nosotros te explicamos paso a paso como preparar una tradicional sopa de miso, con caldo dashi incluido.

 

Ingredientes

  • 800 ml de caldo dashi
  • 150 g de tofu fresco
  • 20 g de alga wakame deshidratada
  • 4 cucharadas de miso blanco
  • 1 cebolleta

Para el dashi:

  • 1 l agua
  • 20 g alga kombu deshidratada
  • 20 g copos de bonito seco o katsuobushi

 

Preparación

1. Incorpora el litro de agua en una cazuela e hidrata en ella el alga kombu. Lo ideal es dejarla a remojo durante 1 o 2 horas.

2. Pasado ese tiempo, pon la cazuela a hervir y, cuando alcance el punto de ebullición, retira el alga kombu del agua y añade los copos de bonito.

3. Deja infusionar durante 15 minutos más, verás que está listo cuando los copos de bonito se hayan ido al fondo de la cazuela, cuela el caldo dashi y reserva.

4. Corta el tofu en dados y la cebolleta en rodajas.

5. Incorpora una parte del caldo dashi de nuevo en la cazuela y deja cocinar a fuego lento.

6. Vierte la otra parte del caldo en un cuenco aparte y disuelve en él la pasta de miso.

7. Añade también el alga wakame y deja cocinar a fuego lento unos minutos, hasta que el alga se hidrate y se expanda.

9. Cuando el miso esté disuelto, incorpóralo también a la cazuela, junto con el tofu.

10. Deja cocinar 1 minuto más y sirve la sopa de miso inmediatamente, pues este plato se come bien caliente. Sírvela en cuencos individuales y aderézala con el tallo verde de la cebolleta troceado.

¡Que aproveche!

 

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados