Sopa de Brécol y Coliflor

La sopa de brécol y coliflor tiene un bajo contenido calórico, pero aporta propiedades depurativas y antioxidantes.

Sopa de Brécol y Coliflor
Aprovecha los productos de temporada. Son mucho más baratos

Hoy volvemos a traeros un plato con verduras de temporada: Sopa de brécol y coliflor. Ahora que empieza a refrescar apetece volver a tomar consomés que nos entonen un poco el cuerpo. Y si además de calentarnos por dentro, nos aportan vitaminas y nutrientes esenciales, pues mejor que mejor.


Sopa de brécol y coliflor: Ingredientes


Lo bueno de esta sopa de brécol y coliflor es que podemos servirla como entrada o como plato principal. Los ingredientes para 4 personas serían:
  • 1 coliflor
  • 1 ramillete de brécol (o brócoli)
  • 2 patatas grandes
  • Caldo vegetal (una taza y media)
  • Nata líquida (media taza)
  • Una yema de huevo.
  • Aceite de oliva
  • Sal


Sopa de brécol y coliflor: Elaboración


A la hora de preparar la sopa de brécol y coliflor, tenemos que seguir estos pasos:
  1. Lo primero que debemos hacer es hervir ambas verduras hasta que estén tiernas.
  2. Mientras tanto, vamos pelando y cortando las patatas en dados.
  3. Ponemos al fuego una cacerola con aceite y rehogamos el brécol y la coliflor.
  4. Añadimos las patatas y el caldo de verdura, lo sazonamos al gusto y dejamos cocinar unos 30 minutos.
  5. En un bol, mezclamos la nata con la yema.
  6. Retiramos la cacerola del fuego y añadimos la mezcla anterior.
  7. Removemos hasta que el huevo haya cuajado y servimos.


Sopa de brécol y coliflor: Beneficios para la salud


Sobra decir que siempre debemos tratar de utilizar ingredientes de temporada en la cocina. En este caso ambas verduras están en su mejor momento y su precio es más económico que en otras épocas del año. Y eso sin contar sus beneficios para nuestro organismo. A continuación enumeraré los más destacados.

La coliflor: La temporada va desde septiembre hasta enero, así que es el momento de aprovechar sus propiedades curativas y protectoras. La coliflor tiene un alto contenido en fibra, en agua, en vitaminas (B1, B2, B3, B6 y C) y en minerales (potasio, fósforo y ácido fólico). El hierro, el magnesio y el calcio también están presentes. Sin embargo, posee un bajo contenido en hidratos de carbono, proteínas y grasas, lo que hace que tenga un bajo aporte calórico.

A todo esto hay que sumar su alto contenido en folatos (favorecen en sistema inmunológico), en elementos fitoquímicos (previenen enfermedades degenerativas y son antioxidantes). Y sirve para reducir la hipertensión, eliminar el exceso de líquidos, tiene propiedades laxantes y diuréticas, ayuda a controlar la glucemia y el colesterol, etc.

El brécol: También conocida como brócoli, la temporada de esta verdura va de octubre a abril. Aporta un estupendo cóctel de vitaminas y minerales sin sumar apenas calorías a nuestra dieta. Es rico en calcio, hierro, vitamina A y vitamina C.

También te puede interesar:
 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados