¿Qué hacer antes de solicitar una tarjeta de crédito?

Al solicitar una tarjeta de crédito deberemos elegir aquella por la que menos paguemos y mejores condiciones de devolución del dinero ofrezca.

¿Qué hacer antes de solicitar una tarjeta de crédito?
Hay que tener en cuenta el Costo Anual Total de la tarjeta de crédito
  • La primera pregunta antes de solicitar una tarjeta de crédito es saber para qué la vamos a utilizar.

Solicitar una tarjeta de crédito es algo que muchas veces la gente se toma a la ligera. Más que nada porque quieren dinero de manera inmediata y a devolver en un futuro próximo, normalmente cuando ya se les ha olvidado los cargos realizados un mes antes.

Pero esta elección debe hacerse con cabeza, teniendo en cuenta nuestro estilo de vida, hábitos de consumo, nivel de ingresos, historial de crédito, la forma de pago de la tarjeta…

A la hora de solicitar una tarjeta de crédito deberemos tener en cuenta también el CAT, que son las siglas del Costo Anual Total de dicha tarjeta. Es el porcentaje que engloba los costos derivados de la contratación de un crédito. En él podemos incluir, por ejemplo, los costes del seguro o las comisiones cada vez que sacamos dinero.

Antes de solicitar una tarjeta de crédito

tarjetas-credito

Ver qué forma de pago te conviene

En función de la forma de pago que queremos elegir, podremos solicitar una tarjeta de crédito de un tipo u otro. Si queremos pagar el total de la tarjeta en la fecha límite de pago, la tasa de interés no será el problema, pero deberemos tener en cuenta la cuota anual o los demás beneficios.

Si lo que no queremos es pagar el total lo que nos interesa es solicitar una tarjeta de crédito que nos cobre menos intereses. En este caso, el CAT tendría mucha importancia a la hora de decidirnos.
Nivel de ingresos

El banco comprobará nuestro nivel de ingresos mensual, donde tendremos que llegar a un mínimo para que nos den la tarjeta de crédito. En función de estos ingresos nos prestarán una cantidad u otra. Así, por ejemplo, las tarjetas clásicas no necesitan demostrar tantos ingresos como los de las tarjetas Gold o Platinum.
Historial de crédito

Como todo en la vida, una mala reputación implica desconfianza. Si nuestro historial crediticio solicitado por el banco no es bueno, las posibilidades de obtener la tarjeta de crédito se verán reducidas. En el caso de carecer de historial de crédito, el banco podrá ofrecernos tarjetas de crédito destinadas a gente sin historial.
Hábitos de consumo y estilo de vida

Nuestra forma de comprar nos debe orientar a la hora de solicitar una tarjeta de crédito. Así, si la queremos utilizar como medio de pago habitual, nos interesa una tarjeta protegida contra fraudes o que nos pueda dar puntos por las compras realizadas. Si es para utilizarla solo como emergencia, interesa una tarjeta que tenga comisiones bajas y no cobre anualidad.

El estilo de vida también afecta al tipo de tarjeta a elegir. Si somos de los que viajamos mucho, ya sea por placer o negocios, nos interesará aquella que tiene descuentos en hoteles, en alquiler de coches o seguros de viaje. En cambio, si no somos de este perfil, este tipo de tarjeta nos supondría un coste cuyos beneficios ofertados no utilizaríamos.
Consejos previos a solicitar una tarjeta de crédito

  • Analizar las comisiones e intereses que cobra cada banco por el uso de la tarjeta. El CAT de cada uno es muy útil para este estudio. Es mejor obtener la información por escrito, mediante los folletos publicitarios de cada uno.
  • Conocer los beneficios que van incluidos en la tarjeta, como descuentos en comercios, seguros, premios, asesoría…
  • Leer bien el contrato y consultar siempre antes de firmar cualquier duda, como la información anticipada sobre el posible cambio de comisiones o tasas de interés aplicables, los medios y sitios de pago aceptados…

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados