¿Cuál es la situación actual del crédito hipotecario?

El crédito hipotecario se mantiene al alza, pero ha sufrido una serie de reveses y cambios en los últimos años. En las siguientes líneas te explicamos las principales novedades del 2016.

¿Cuál es la situación actual del crédito hipotecario?
Infórmate bien del estado actual de las hipotecas

Estábamos de suerte, tras un 2013 bastante duro, desde mayo del 2014 las hipotecas acumulaban más de 24 meses al alza, pero toda esa magia se rompió el pasado mes de julio.

Según datos oficiales del Instituto Nacional de Estadística (INE), durante julio de 2016 se produjo un descenso de los préstamos concedidos del 14,9% en comparación con la misma fecha del 2015.

Tras esta importante caída, el saldo del crédito hipotecario en España, ha bajado aproximadamente un 3,4% con respecto al ejercicio del año anterior, quedándose en la cifra total de 668.735 millones de euros en el mes de julio.


El porqué de la caída de Julio


Según indican varios expertos en la materia, en el pasado mes de julio tuvo lugar una sentencia del Tribunal Supremo relativa a las cláusulas abusivas sobre el tipo de interés de demora, que ha afectado muy posiblemente a la cantidad de préstamos concedidos.

Aunque los efectos de reinscribir estas hipotecas en los Registros se hayan notado en los meses posteriores, el obstáculo parece ya prácticamente superado, con un 15,6% más de hipotecas concedidas en el último período de un año, con respecto al ejercicio 2014-2015.


El crédito hipotecario a día de hoy


A pesar de que el capital que prestan las entidades ha disminuido en un 6,3%, la lectura de la situación actual apunta claramente al alza, con la bajada del tipo de interés y la creación también de nuevos tipos de hipotecas.

Con los cambios que están llegando,  el 2016 es un año interesante para las personas que ya posean unos ahorros antes de pedir la hipoteca y que estén pensando en pagar entre un 25-40% de la compraventa. Se van a manejar, además, nuevas hipotecas variables que pueden llegar a tipos de euríbor del +0,5%, muy diferentes a los del 1% y 1,5% que se manejan normalmente.

Como última ventaja a destacar, se prevé igualmente una menor exigencia en los ingresos para efectuar los pagos de la hipoteca, ascendiendo al límite del 45% de los ingresos mensuales del cliente frente al 35% actual, con el impacto directo que eso conllevaría.

En resumen, el crédito hipotecario ha seguido una trayectoria ascendente, excepto por la caída puntual del pasado mes de julio, y las previsiones para el resto del año son positivas, siempre teniendo en cuenta que nos encontramos en un proceso de recuperación que llevamos arrastrando desde 2004.


También te puede interesar:
 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados