¿Qué se considera un siniestro total?

En muchos casos, son las compañías aseguradoras las que determinan los parámetros para declarar un siniestro total y pueden ser más o menos convenientes para el asegurado.

¿Qué se considera un siniestro total?
Las circunstancias para declarar pérdida total pueden variar de una aseguradora a otra

Un siniestro total es aquel que se declara cuando el costo de la reparación del coche está muy cercano o supera el valor total por el cual el coche ha sido asegurado.

Hay diferentes circunstancias por las cuales se pueden dar las condiciones para declarar un siniestro total: robo, incendios o accidentes graves que dejan el coche inutilizable.

Una de las pocas interpretaciones que existe para esta definición es que hay compañías aseguradoras que solo declaran siniestro total cuando el costo de reparación de los daños es superior al 100 % del valor del coche, mientras otras consideran porcentajes más bajos, como el 70-75 %.

La conveniencia de declarar siniestro total

Que declaren un coche como siniestro total siempre es la mejor alternativa, ya que la indemnización es la máxima que se puede pagar para la póliza contratada, pero dependiendo de si la indemnización es por valor “a nuevo” o “de mercado”, conviene más o menos.

Cuando le conviene más al asegurado…

Cuando un coche está asegurado con indemnización por valor a nuevo, lo que se paga tras un siniestro total es el valor total del coche, así de simple. En este caso, siempre convendrá al asegurado que se declara la pérdida total.

… Y cuando le conviene menos

Ahora bien, como puedes suponer, este tipo de pólizas se hace con coches nuevos o de poca edad. En otros casos, para coches más viejos, la norma suele ser que la indemnización se pague por valor de mercado. Esto quiere decir que, en caso de pérdida total, se te pagará más o menos lo que vale tu coche en el mercado de segunda mano.

Este último escenario es el menos conveniente para el asegurado, ya que la indemnización que se paga puede no ser suficiente para ir al mercado en búsqueda de un coche como el que se tenía. Mientras más antiguo sea el coche, más bajo suele ser el valor de la indemnización.

Esto queda mucho más claro con un ejemplo:

Imagina que tienes un coche antiguo, pero que te lleva y te trae sin problemas y un día sufres un accidente cuyo costo de reparación sea de 500 euros… pero tu coche está indemnizado por 400. Con el valor de la indemnización difícilmente encontrarás otro coche igual y ni te alcanzará para reparar el que tienes.

Cuanto más bajo sea el porcentaje, mejor

Como ya dijimos, no todas las aseguradoras declaran siniestro total cuando el costo de la reparación equivale o supera el 100 % del valor del coche, sino que hay otras que empiezan desde el 70 o 75 %.

Para el asegurado, siempre interesa que el porcentaje sea el más bajo posible. Esto puede verse más claro con un ejemplo:

Imagina que tienes un coche asegurado por 20.000 euros e indemnizado por valor a nuevo, pero solo se declara siniestro total cuando el costo de reparación es el 100 % del valor del coche. Si sufres un accidente grave, pero cuya reparación sería de 15 mil euros, no se declarará pérdida total y deberás o reparar el coche (que nunca quedará igual) o comprar uno de menor valor.

 

También te puede interesar:

Continuar Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados


Additionally, paste this code immediately after the opening tag: