El simulador de préstamos online encuentra los productos más baratos

Antes de contratar préstamos online debemos tener claro cuánto dinero vamos a necesitar exactamente y en cuánto tiempo podremos devolverlo.

El simulador de préstamos online encuentra los productos más baratos
El simulador de préstamos online es gratuito
  • Los préstamos online se pueden solicitar sin salir de casa, cobran menos intereses y comisiones que los tradicionales y son más rápidos

Internet nos ha facilitado la vida, de eso no hay duda. Incluso un acto tan presencial como solicitar un préstamo ha evolucionado hasta convertirse en sólo una elección. Cada vez son más las personas que optan por los préstamos online. Sus características son similares a las de los tradicionales, pero con unas pequeñas diferencias:

  • Se puede solicitar el dinero sin salir de casa. Entrando en una web o simuladores online, llamando por teléfono o enviando un sms. 
  • Cobran menos intereses y comisiones.
  • Son más rápidos. En apenas unas horas tendremos el dinero ingresado en nuestra cuenta.

Pero estas son sólo unas pinceladas. Si realmente queremos encontrar los préstamos online más baratos lo ideal es usar los simuladores online.

¿Cómo funciona el simulador de préstamos online?


Todos son muy fáciles de usar, así que para aprender a manejarlos sólo hay que seguir unos sencillos pasos. En este artículo vamos a tomar como ejemplo el de Mi Portal Financiero que, además, es totalmente gratuito. Así funciona:

1. Mover la barra hasta la cantidad que queremos pedir (entre 50 y 60.000 euros). En el simulador el término empleado es valor del crédito.

  • ING, por ejemplo, concede hasta 60.000 euros.
  • La financiera que más dinero concede es Big Bank, pero la cantidad máxima son 10.000 euros.

2. Seleccionar el número de cuotas (entre 1 y 96 meses) a pagar. Una cuota equivale a un mes. Cuestiones a tener en cuenta a la hora de contratar préstamos online

  • Cuanto más tiempo tardemos en pagar, menor será la cantidad mensual pero mayores los intereses.
  • Escoger una amortización inferior a la vida útil del producto para el que hayamos pedido la financiación. Por ejemplo, si compramos un ordenador, lo lógico sería pagarlo antes de los tres años.

3. Elegir el tipo de proyecto.  Esto es así porque el banco exigirá saber en qué se va a emplear el importe solicitado. Dependiendo de ello, concederá una cantidad y un plazo máximo de devolución. En los préstamos online podemos escoger entre:

  • Comprar coche. Este tipo de préstamos tiene unas condiciones diferentes y permiten el pago en hasta 6 u 8 años.
  • Comprar moto.
  • Vacaciones.
  • Viajes.
  • Estudios.
  • Crear empresa.
  • Hacer una reforma. Las obras de mejora de nuestra vivienda también se financian aparte. Cofidis y Citibank tienen préstamos online específicos para este fin.
  • Otro proyecto.
  • Sin especificar.

4. Marcar la casilla con la aceptación de las condiciones.

5. Rellenar el formulario (nombre, apellidos, email, código postal y fecha de nacimiento). 

6. Esperar a que llegue la oferta que más nos conviene.

¿Qué es la TAE de los préstamos online?


Puede que al realizar la simulación online nos encontremos con términos que no conozcamos. Aparte de los mencionados anteriormente, también nos encontraremos con estas dos palabras:

  • TAE. Es la Tasa Anual Equivalente o Efectiva e incluye la suma del tipo de interés nomina, los gastos y comisiones bancarias más el plazo de la operación.

  • Comisiones: Son las tarifas que aplica la entidad bancaria, es decir. Los intereses pueden ser por apertura, cancelación anticipada, amortización o impago. Y pueden ser fijos o variables. 

De los intereses y comisiones dependerá el importe total que tenemos que pagar. Por ejemplo, si acudimos a Big Bank para solicitar un préstamo de 7.000 euros a devolver en 60 meses, pagaremos una cuota de 237 euros. Eso significa que al final acabaremos pagando 14.220 euros, es decir, 7.220 euros de intereses, gastos y comisiones. 

Para la misma cantidad de dinero a devolver en el mismo plazo, con ING abonaremos una cuota de 145,14 euros. Eso hace un total de 8.708,40 euros, casi la mitad.

¿Qué documentos piden los préstamos online?


Por último, hay que hablar de la documentación necesaria para solicitar préstamos online. Si la cantidad no es muy elevada bastará con presentar 3 documentos:

  • El DNI del solicitante, Pasaporte o Tarjeta de Residencia.
  • Las últimas nóminas, en el caso de los trabajadores por cuenta ajena.
  • La última Declaración de la Renta (IRPF).

El resto ya dependerá de la entidad financiera. En una empresa de capital privado exigirán menos papeleo. Sin embargo, puede que los bancos necesiten garantías adicionales como el historial laboral o notas simples de propiedades inmuebles. 

En definitiva, antes de contratar préstamos online debemos tener claro cuánto dinero vamos a necesitar exactamente y en cuánto tiempo podremos devolverlo.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados