Ser freelance en España: trámites y oportunidades de trabajo

¿Estás pensando en trabajar por cuenta propia? ¿Ponerte tus propios horarios? Entonces estás preparado: te contamos cómo ser freelance en España.

Ser freelance en España: trámites y oportunidades de trabajo
Hay que darse de alta en Hacienda y la Seguridad Social

Ser freelance en España no es fácil. Es algo que necesita una preparación y organización previas. Porque lo primero que deberías hacer es mentalizarte de la que va a ser tu nueva mecánica laboral: trabajarás por cuenta propia, con el horario que tú mismo te establezcas.

El objetivo es cumplir con el proyecto para el que te han contratado. El procedimiento que sigas no importa, siempre y cuando cumplas con los requisitos que ponen tus clientes.

En cuanto a la organización, tendrás que formalizar tu nueva condición de cara a diferentes administraciones públicas. Lo primero es darse de alta en Hacienda. Lo segundo es hacer lo mismo en la Seguridad Social. Por último, saber dónde encontrar oportunidades de trabajo como freelance.

 

SER FREELANCE EN ESPAÑA: PASOS A SEGUIR

 

1. DARSE DE ALTA EN LA AGENCIA TRIBUTARIA

Para este trámite es necesario rellenar el Modelo 036 o el 037. Las diferencias entre uno y otro están determinadas por Hacienda, pero la finalidad es la misma: informar de tu propósito de convertirte en trabajador autónomo.

El documento puede comprarse o descargarse de la propia web de Hacienda para después imprimirlo y entregarlo de forma presencial en la oficina que te corresponda.

Entre los datos que deberás poner en el documento están tu nombre, NIF y domicilio fiscal.

 

2. DARSE DE ALTA EN LA SEGURIDAD SOCIAL

El siguiente paso es registrarse como cotizante en la Seguridad Social. Para ello hay que darse de alta en el RETA (Régimen Especial de Trabajadores Autónomos) rellenando el formulario TA.0521/1.

En él, además de tus datos básicos (los mismos que para la Agencia Tributaria), deberás hacer constar las retenciones de IRPF (Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas) y el importe de IVA (Impuesto sobre el Valor Añadido) correspondientes a tu profesionalidad. Estas cuantías también estarán presentes en las futuras facturas que remitas a tus clientes.

Las tablas de cotización a la Seguridad Social están fijadas en su página web. El gobierno ha ido concretando ciertas medidas especiales al respecto, como una tarifa plana para jóvenes autónomos.

 

3. YA SOY FREELANCE. ¿Y AHORA QUÉ?

Ahora que te has embarcado en esta aventura, debes conocer algunas de tus obligaciones como autónomo:

  • Emitir facturas - En ellas constarán tus datos, tanto personales como del IRPF retenido y el IVA. También estarán la fecha en la que emites la factura y los honorarios que percibirás por tu trabajo.

  • Liquidación del IVA y Declaración de la Renta - De manera trimestral tendrás que realizar la liquidación del IVA y cada año la debida Declaración del IRPF, salvo aquellos casos excepcionales en que no haga falta (operaciones de alcance europeo y no obtener los ingresos mínimos anuales).

 

4. OPORTUNIDADES LABORALES

Existen numerosas fórmulas para encontrar trabajo como freelance. Algunas páginas como Nubelo, Freelancer o Twago son de sobra conocidas entre los autónomos. Varias de ellas cuentan incluso con su propia aplicación para móviles.

Su funcionamiento es muy sencillo. Únicamente hay que registrarse y añadir nuestra experiencia profesional. Todas las webs de este tipo tienen una sección dedicada a los freelance y otra a clientes que buscan profesionales para un proyecto.

Lo más importante es que sepas adaptarte a tu nueva situación laboral y entiendas que no todos los meses vas a ingresar lo mismo. Haz que tus clientes queden satisfechos para que cuenten contigo en futuros proyectos y esfuérzate para conseguir más. Para ser freelance, hace falta ser paciente y perseverante.


También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados