Seguro de salud para personas con discapacidad o dependencia

El seguro de salud para personas con discapacidad cuenta con médicos específicos para cada tipo de discapacidad (síndrome de Down o lesión medular, por ejemplo), acceso a centros médicos y hospitales accesibles

Seguro de salud para personas con discapacidad o dependencia
El seguro de salud incluye pólizas para dependientes
  • Este colectivo representa el 8,5% de la población española y el 15% de la mundial, según la OMS

Murcia acaba de anunciar que la Dirección General de Salud se coordinará con las organizaciones de discapacitados para que todos sus miembros puedan gozar del seguro integral de salud. Una buena noticia para un colectivo que no siempre recibe la atención médica que necesita a pesar de que representa el 8,5% de la población española (y el 15% de la mundial, según la OMS).  

Ni siquiera las aseguradoras permitían contratar un seguro de salud a personas con algún tipo de discapacidad. Es decir, “aquellas que tienen deficiencias físicas, mentales, intelectuales o sensoriales y que por ello se encuentran con barreras para actuar en igualdad de condiciones con el resto de la sociedad” siguiendo la definición de la legislación española.

El seguro de salud incluye centros accesibles


Pero ya hay compañías que cuentan con una póliza específica para estos clientes. Por ejemplo, la red Sanitas Accesible ofrece cuadros médicos específicos para cada tipo de discapacidad (síndrome de Down o lesión medular, por ejemplo), acceso a centros médicos y hospitales accesibles.

Y no por ello tienen que pagar mucho más. La cobertura básica de un seguro de salud para personas con discapacidad no difiere del resto:

Asistencia médica general y de especialistas
Urgencias
Hospitalización
Servicios a domicilio. Los problemas de movilidad afectan al 6% de la población mayor de 6 años.
Gastos médicos
Pruebas y diagnóstico médico

Además se pueden incluir coberturas específicas como logopedia, medicina preventiva o técnicas de psicomotricidad.

La escasez de medios frente al seguro de salud


La parte mala es que muchas de estas personas no pueden costearse un seguro de salud privado. Por desgracia, la discapacidad afecta en mayor medida a personas que viven por debajo del umbral de la pobreza. Todas ellas tienen que arreglárselas con la escasez de medios y la falta de financiación de los servicios públicos.

Tampoco lo tienen fácil las personas dependientes. Con la sanidad pública desbordada, una alternativa es contratar un seguro de dependencia que ayude a cubrir los gastos. Entre sus coberturas más destacadas están:

Adecuación de la vivienda
Pago de los costes de un centro asistencial
Personal de asistencia

Este seguro para dependientes puede ser una póliza que complemente el seguro de salud, de vida o incluso planes de ahorro.

Además, se puede compatibilizar con los servicios públicos y cuenta con importantes ventajas fiscales (reducen la base imponible del IRPF entre 10.000 y 12.500 euros anuales).

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados