Scrip dividend ¿en qué consiste?

¿Has oído hablar del scrip dividend? Se le conoce también como dividendo en pago, y es un método usado por muchas empresas. Te contamos en qué consiste y cuáles son sus ventajas.

Scrip dividend ¿en qué consiste?
Con este método de pago se retribuyen los beneficios a los accionistas.

Los accionistas son una pieza clave de la economía, y las empresas lo saben. Aunque existen distintas formas de retribuir parte de los beneficios a los inversores, algunos métodos se practican con más asiduidad que otros. Este es el caso del llamado “scrip dividend”, que se traduce por dividendo en acciones.

Para conocer este método, hemos reunido algunos conceptos básicos sobre su utilidad y la forma en la que se emplea por parte de las empresas, sobre todo en temporadas de grandes beneficios. Si bien el scrip dividend conlleva ciertas ventajas, explicaremos también sus inconvenientes.

¿Qué es el scrip dividend y para qué se utiliza?

Por scrip dividend se entienden las emisiones de acciones que tienen como fin el de retribuir a los accionistas de una empresa, a modo de dividendo. Este tipo de pago permite a los inversores vender las acciones y obtener liquidez, o acumular acciones con la misma compañía, según sus preferencias.

Este gesto suele suponer una muestra del buen estado de la empresa, y de la confianza del equipo directivo en sus accionistas. Las acciones que los negocios utilizan como pago del dividendo, pueden tanto salir de su propia cartera, como ser creadas como pago para la ocasión. Es un modelo de dividendo que sustituye a los pagos tradicionales

El principal motivo que lleva a una empresa a escoger este método de retribución de cara a los accionistas tiene que ver con la sencillez y conveniencia del proceso. Dado que el pago se realiza en forma de acciones, la caja de la empresa no se ve afectada por los pagos en metálico, y mejora de igual modo su capitalización. En cuanto a la fiscalidad, el scrip dividend no está sometido a retenciones, al contrario que los pagos con dinero.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas?

Como hemos mencionado, el scrip dividend no está sometido a retenciones, por lo tanto este tipo de pagos no se tienen en cuenta como un ingreso en la base del IRPF a la hora de tributar. Esto no quita que cuando se vendan las acciones, el proceso tribute de forma normal, pero es sin duda una ventaja fundamental que además permite ampliar las participaciones de los inversores.

A pesar de los aspectos positivos, la emisión de este tipo de acciones puede crear ciertos inconvenientes extra en los inversores que lo reciben, pues deben venderse para poder obtener alguna rentabilidad de ellos. Si se da el caso de que la bolsa se encuentra en un mal momento, también lo será para las acciones, que corren el riesgo de caer.

Ahora que hemos visto cómo funciona el scrip dividend, se puede entender parte de su potencial, pero también el riesgo que pueden llegar a ser si no es bien aprovechado. A día de hoy este método de pago es muy habitual entre las empresas, así que la mejor manera de obtener liquidez es proceder a la venta de los derechos para adquirir el dinero en efectivo.

 

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados