El saludo en una entrevista de trabajo, ¿cuál es el protocolo?

En el proceso para obtener el empleo al que optamos es fundamental dar buena impresión durante el saludo en una entrevista de trabajo.

El saludo en una entrevista de trabajo, ¿cuál es el protocolo?
Estrechar la mano con firmeza muestra seguridad

Las entrevistas de trabajo son un trago a menudo estresante e incómodo por el que no queda más remedio que pasar si queremos conseguir el empleo al que presentamos nuestra candidatura. Un momento muy importante lo constituye el saludo en una entrevista de trabajo.

Parece una cuestión baladí, pero no lo es. Para la persona de recursos humanos encargada del proceso de selección servirá para llevarse una primera impresión del candidato. Su manera de desenvolverse, sus nervios, su seguridad… todo será analizado. Además de a la hora de saludar, habrá que saber controlar los nervios durante la entrevista.
 

Como realizar el saludo en una entrevista de trabajo

En primer lugar, algo de sentido común. Cuando entramos en el despacho o sala donde nos van a hacer la entrevista y aparece la persona encargada de hacerla, la prudencia y educación es la norma de actuación.

No conocemos a la persona, por lo que el saludo en una entrevista de trabajo nunca podrá ser efusivo ni mostrando una confianza que no existe, aunque hayamos hablado antes por teléfono con ella varias veces.

Dar la mano es la manera más correcta de actuar. Tanto si se trata de una mujer como de un hombre. Nunca dos besos si se trata de una mujer, salvo que la acción salga de la persona que entrevista, que no suele ser lo habitual. Dar dos besos por parte del candidato puede generar incomodidad en la otra parte.

Mirar a los ojos mientras se hace el saludo en una entrevista de trabajo es muy importante. Mirar hacia abajo muestra timidez e inseguridad por parte del candidato y no dicen mucho de él.
 

Consejos para dar la mano durante el saludo en una entrevista de trabajo

Por supuesto, las manos deben estar limpias, con las uñas cuidadas, que no demuestren suciedad. Para las mujeres es recomendable que no las lleven muy largas o a medio pintar pues pueden causar mala impresión.

En el caso de que le suden a uno las manos por los nervios, siempre es necesario llevar un pañuelo en el pantalón para secárselas.

En el momento del saludo en una entrevista de trabajo es bueno esperar a que la persona encargada de la entrevista salude primero. Si no lo hace se puede tomar la iniciativa acompañando el saludo con una sonrisa. De esta manera ayudaremos a romper el hielo.

Al dar la mano deberemos estrecharla con firmeza, con una fuerza parecida a la de la otra persona. No hay que darla demasiado fuerte, pero mejor esto siempre que hacerlo sin firmeza, pues se entenderá como falta de confianza.
Una vez terminado el saludo en una entrevista de trabajo, debemos esperar a que el entrevistador nos indique que nos sentemos, mostrando así un signo de educación por nuestra parte.

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados