Salsa romesco, ¿cómo prepararla?

La deliciosa salsa romesco tiene origen catalán, concretamente de la zona de Tarragona. Te explicamos cómo podrás prepararla paso a paso.

Salsa romesco, ¿cómo prepararla?
Ideal para acompañar carnes y verduras

La gastronomía española destaca por su gran calidad, pero sobre todo por su amplia variedad. Cada región del país cuenta con sus propios platos estrella, símbolos de su riqueza cultural que funcionan como carta de presentación para los visitantes.

Uno de los manjares más peculiares de Cataluña es sin duda la calçotada. La tradición de comer calçots es originaria de Valls, en la provincia de Tarragona, pero con el paso de tiempo se fue extendiendo por toda la comunidad.

A título personal puedo decir que disfrutar de una buena calçotada acompañada de salsa romesco es un auténtico placer culinario. La salsa le da a los calçots asados un toque muy especial que te dejará un regusto delicioso. Te enseñamos a prepararla paso a paso.

PREPARACIÓN DE LA SALSA ROMESCO


INGREDIENTES

Con estas cantidades podrás elaborar aproximadamente medio litro de salsa romesco:

  • 24 almendras tostadas
  • 12 avellanas tostadas
  • 3 tomates maduros de tamaño medio
  • 3 dientes de ajo
  • 2 pimientos secos
  • 1 rebanada de pan
  • Unos 100 ml de aceite de oliva virgen
  • Unos 50 ml de vinagre
  • Sal y pimienta
  • Romero y/o guindilla (opcional)


ELABORACIÓN DE LA SALSA ROMESCO POR PASOS

1. Pela las avellanas y las almendras tostadas. La piel se quita fácilmente.

2. Asa 2 dientes de ajo y pélalos después. Deja el tercero crudo. Los hornos de leña son la mejor solución para asar los alimentos, pero no todo el mundo tiene uno. Así que también puedes emplear un horno eléctrico o a gas.

3. Asa los tomates y pélalos después. Este será el ingrediente que más tardará en asarse.

4. Asa los pimientos secos, que aportarán su color característico a la salsa romesco. Estarán listos muy rápido, por lo que ten cuidado que no se quemen. Una vez asados, ábrelos y quítales todas sus pepitas.

5. Tuesta el pan con un poco de aceite de oliva. Que quede bien dorado.

6. Mete todos los ingredientes en un recipiente y añade el aceite de oliva, el vinagre, la sal y la pimienta. Bátelos hasta que obtengas la salsa. Si te ha quedado demasiado espesa puedes añadir un poco más de aceite y vinagre.

7. Al final puedes agregar un puntito de guindilla para dar a la salsa un toque picante o un poco de romero. A gusto del consumidor.

¡Y listo! Ya tienes preparada una deliciosa salsa romesco que podrás utilizar para la calçotada o como acompañamiento de carnes y verduras. ¡Que la disfrutes!

 

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados