Claves para salir de una deuda con la tarjeta de crédito

Si tienes una deuda con la tarjeta de crédito, es necesario que tomes medidas para controlar la situación. Te ofrecemos las mejores claves para poder afrontar y prevenir los pagos.

Claves para salir de una deuda con la tarjeta de crédito
Se recomienda aparcar el uso de las tarjetas, refinanciando la deuda.

El consumo irresponsable suele pasar factura cuando se usan las tarjetas de crédito, pues es fácil caer en la rutina de pagar lo menos posible, mientras se consume cada vez más. De este modo, solo se consigue que la cuota mínima de la tarjeta aumente de forma exponencial, creando una gran deuda a pagar.

Cuando se adquiere el compromiso de tener que abonar todo lo gastado, conviene conservar la calma y no caer en el pánico. Aunque las cosas se hayan desmadrado, lo cierto es que la situación se puede poco a poco controlar, es por eso que vamos a enumerar algunas claves para salir de una deuda con la tarjeta de crédito.

5 claves para salir de la deuda con la tarjeta de crédito


1. Empezar a usar solo una tarjeta

Cuantas más tarjetas de crédito y cuentas bancarias se tienen, más difícil es organizar los gastos, y por consiguiente controlar las deudas. Lo más recomendable es llevar siempre a mano una sola tarjeta, cuidando siempre de que sea la que nos ofrezca menos intereses y más ventajas de pago, deshaciéndonos de las demás.

2. Buscar alternativas de refinanciamiento

En los casos más extremos una solución puede ser consolidar la deuda mediante un préstamo con una compañía especializada, que suelen tener un interés bajo y unos plazos bastante largos. Algunas tarjetas incluyen un plan de refinanciamiento a base de cuotas que pone fin a las deudas de un modo menos drástico.

3. Realizar los pagos de forma puntual

Dependiendo de las condiciones de cada entidad, y del país en el que se haga uso de la tarjeta, los pagos atrasados de las cuotas mensuales conllevan un coste extra que puede acumularse a lo largo del año. En este sentido, es fundamental efectuar los pagos a tiempo y prestar atención al interés de las tasas.

4. Ajustar el presupuesto

Otra de las consecuencias propias de una deuda, es que habrá que hacer un esfuerzo especial a la hora de ajustar el presupuesto personal o de la familia, para hacer frente a los costes cuanto antes. Hasta que se paguen todas las cuotas, habrá que reducir los gastos que no sean estrictamente necesarios para salir del problema.

5. Prescindir de la tarjeta de crédito

Por último, una decisión bastante lógica pero difícil de llevar a cabo, es aprender de los errores y aparcar el uso de las tarjetas de crédito de forma temporal o permanente. En los casos en los que sea imprescindible su uso, se recomienda, tal y como hemos comentado, llevar tan solo una tarjeta de crédito, haciendo siempre uso de la de débito mientras sea posible.

Aunque abandonar la espiral de gastos pueda parecer algo complicado, gracias a estas pautas para salir de la deuda con la tarjeta de crédito, es posible organizar un plan de choque para afrontar los pagos. Esperamos igualmente, que todas estas claves sirvan como prevención de cara al futuro, fomentando un uso responsable de la tarjeta.

 

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO
Artículos Recomendados

Artículos relacionados