¿Está la crisis minando en el crecimiento de nuestro salario?

El salario medio español experimentaba subidas muy pronunciadas en la época de bonanza económica, con alzas de hasta un 7,54 por ciento en 2008, el año de arranque de la actual recesión económica. Durante estos momentos de dura crisis, el salario bruto medio ha subido sólo un 5,39 por ciento en cinco años.

¿Está la crisis minando en el crecimiento de nuestro salario?
La crisis mina el crecimiento del salario bruto medio de los españoles

El español medio, en el año 2001, gozaba de una situación económica envidiable y, en la mayoría de los casos, desahogada. El español medio ingresaba todos los meses en torno a 1.379 euros de salario bruto real, esto es, antes de deducciones por aportaciones de IRPF.

Once años después, por el mismo concepto el sueldo bruto medio es de 1.927 euros mensuales. El crecimiento bruto total en este tiempo ha sido de 548 euros, es decir, casi de un 40 por ciento, pero esta cantidad hay que matizarla y ver realmente qué conlleva.

 

En primer lugar, porque hay que descontar el Índice de Precios al Consumo (IPC), es decir, la inflación, el crecimiento real del coste de la vida. Si tomamos este valor, el salario real de los españoles ha crecido en el período que va desde 2001 a 2012 sólo un 7 por ciento.

 

Otro dato que hay que tener en cuenta es el encarecimiento real de la vida, que no refleja la inflación, tras la entrada en circulación del euro, el 1 de enero de 2002. En este momento, la cesta de la compra que se utiliza para el cálculo del IPC se cambió para ‘retocar’ los nefastos datos de inflación resultante de la entrada en funcionamiento de la moneda única. La verdad es que aún así, la inflación durante este tiempo se ha mantenido en torno al 3 por ciento, lejos del 7 por ciento que según algunos expertos es la inflación real española.

 

En segundo lugar, porque este crecimiento se ha visto muy frenado sobre todo en los últimos cinco años, desde 2008, justo cuando arranca la crisis económica en la que aún seguimos inmersos. Durante estos años, el salario bruto medio anual en España ha crecido un 5,39 por ciento, aunque algunos años, como en 2011, se produjo un decrecimiento del 1,23 por ciento.

 

En tercer lugar, este crecimiento bruto medio queda muy lejos de la subida experimentada por otros productos, sobre todo a raíz de las dos subidas del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA). Desde 2010 a la actualidad, el tipo general, el que soportan la mayoría de los productos, ha subido cinco puntos, pasando del 16 al 21 por ciento actual. El reducido ha pasado del 7 al 10 por ciento, y el súper reducido se ha mantenido en el 4 por ciento.

 

Pero no nos olvidemos que durante este tiempo, muchos productos, como los artículos vinculados al ocio (¿quién no está apuntado a un gimnasio o va de vez en cuando al cine o el teatro?), han pasado del tipo reducido al normal, es decir, de tributar un 8 a un 21 por ciento.

 

Por eso, por mucho crecimiento que se dé en el salario medio bruto, no puede hacer frente a unas subidas tan pronunciadas que se han producido, sobre todo en los momentos más duros de la actual recesión económica. (continua en la próxima página)

 

1/3 Siguiente

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados