¿Sabes qué son el TIN y la TAE?

¿Vas a pedir un préstamo? El TIN y la TAE son dos siglas imprescindibles que debes conocer antes de pedir un préstamo. Descubre en qué consisten y por qué es importante tenerlas en cuenta.

¿Sabes qué son el TIN y la TAE?
Todo lo que tienes que saber antes de pedir un préstamo


A la hora de pedir un préstamo bancario, una financiación, realizar una inversión o al adquirir cualquier otro tipo de producto financiero, es necesario tener en cuenta numerosos factores entre los que destacan los costes financieros de su concesión, como pueden ser el interés y las comisiones.

Es por ello que cuando vamos a solicitar un préstamo, siempre están presentes dos factores muy importantes: el TIN y la TAE. Todos hemos oído hablar numerosas veces de estas siglas, pero ¿sabemos qué son en realidad y cuál es su función?

El TIN o Tipo de Interés Nominal y la TAE o Tasa Anual Equivalente son dos factores de real importancia, los cuales te ayudarán a conocer mejor el producto financiero que vas a adquirir.
Descubre qué son el TIN y la TAE o por qué son importantes a la hora de adquirir un préstamo o cualquier otro producto financiero.
 

TIN y TAE: todo lo que tienes que saber


¿Qué es el TIN?

Se trata del Tipo de Interés Nominal, es decir, la remuneración demandada por el prestamista como compensación por la cesión de su capital durante un período de tiempo determinado.

En definitiva, se trata del interés o parte del préstamo que el deudor tendrá que pagar al recibirlo.
 


¿Qué es la TAE?

La Tasa Anual Equivalente representa el coste efectivo del préstamo en porcentaje con el capital prestado, incluyendo los intereses que se aplican a dicho préstamo, el plazo de la operación y otras comisiones y gastos de este.
 


¿Por qué es importante conocer la TAE de un préstamo?

A la hora de pedir un préstamo encontrarás con varios datos, como por ejemplo el TIN, en el cual no se contemplan el resto de gastos y comisiones asociadas a dicho préstamo.

Sin embargo, a través de la TAE podrás conocer cuál es el coste real del préstamo, ya que en este caso si que se incluyen todos esos gastos y comisiones, lo que hace que sea un dato más real.

Como la TAE es un indicador que se ajusta más a la realidad, desde 1990, el Banco de España obliga por norma a las entidades financieras a publicarlo, permitiendo así conocer el coste real de una operación.

Conociendo la TAE de un producto financiero será más sencillo compararlo con otros a través de su coste real para saber cuál resulta más favorable.
 

¿Cómo calcular la TAE?

En muchas ocasiones encontramos que algunos prestamos solo presentan el TIN, ya que suele ser más reducido que la TAE.

Sin embargo, es de gran importancia conocer la TAE de dicho préstamo para saber el valor real del coste.

Para conocer la TAE existen diversas herramientas como la calculadora del Banco de España, la cual te permitirá averiguar este dato de forma rápida y sencilla. 

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados