¿Sabes cómo se divide una herencia?

El Código Civil establece que una herencia se reparte en tres partes: legítima, mejora y libre disposición.

¿Sabes cómo se divide una herencia?
Los herederos forzosos son, en primer lugar, los hijos y descendientes

Cuando alguien fallece, sus posesiones pasan a formar parte de la herencia que reciben sus seres queridos. Pues bien, esa herencia no se reparte al azar, ni se la queda una sola persona si hay más familiares vivos. A continuación explicaremos cómo se reparte en España una herencia. Y de paso, te recordamos la importancia de hacer un testamento.

La división viene establecida en el Código Civil, donde se estipula que una herencia se reparte en tres partes: legítima, mejora y libre disposición. A continuación analizaremos cada una. 
 

Cómo se reparte una herencia



La legítima

De las tres partes de la herencia, un tercio es obligatoriamente para los herederos forzosos (salvo que sean desheredados, como veremos más abajo).

 

Estos son:
 
  • Hijos y descendientes. En caso de que un hijo haya fallecido, la herencia la reciben sus nietos.
 
  • Ascendientes: en caso de que no haya hijos ni descendientes.
 
  • Viudos/as: un tercio de la herencia se lo quedará en usufructo si hay hijos o descendientes.
 

Mejora


En esta parte, el testador puede dejar otras posesiones a uno solo o a varios herederos forzosos.
 


Libre disposición


Este tercio es el que el testador puede dejar a quien quiera, ya sea o no familiar o heredero forzoso. 
 


¿Se puede desheredar a un heredero forzoso? 


Y no, no puede ocurrir como en las películas donde de repente un hijo se entera de que ha sido desheredado en el momento de la lectura del testamento.

En España a priori no se puede desheredar a un heredero forzoso. Solo podrá hacerse en situaciones muy puntuales establecidas por la ley:
 
  • Si un heredero forzoso abandona al testador. Esto es, si le niega la comida o no le socorre en una situación de emergencia. Pero incluso esto hay que documentarlo.
 
  • Si un heredero forzoso maltrata al testador. También son necesarias pruebas.
 
  • Los padres que abandonen, corrompan o prostituyan a sus hijos.
 
  • Los herederos forzosos que hayan atentado contra la vida del testador, sus descendientes, ascendientes o cónyuge y haya sido condenado en un juicio por ello.
 
  • Las acusaciones calumniosas de delito contra el testador que pudieran implicar pena de cárcel. 
 
  • Los herederos forzosos, mayores de edad, que oculten o no denuncien una muerte violenta del testador. Tienen de plazo un mes para poder denunciar.
 
  • Quienes obliguen al testador a hacer testamento o a modificar uno existente bajo amenazas, violencia o fraude. 
 
  • Quienes impidan al testador hacer un nuevo testamento o modificarlo bajo amenazas, violencia o fraude. 
 
  • Quienes oculten o alteren un testamento. 


Por último hay que recordar que, para recibir la herencia, los herederos tienen que pagar el Impuesto de Sucesiones durante los 6 meses posteriores a la lectura del testamento.

El importe varía en función del grado de parentesco y de la Comunidad Autónoma.
 

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados