Rollitos de canela, un postre rápido y fácil

Detallamos el proceso de elaboración de los rollitos de canela ,desde el amasado y hasta el glaseado, para servir este plato durante el desayuno o merienda.

Rollitos de canela, un postre rápido y fácil
Comerlo recién hecho ayuda a apreciar su textura y sabor

Los cinnamon rolls o rollitos de canela son de esos postres que no requieren de grandes elaboraciones ni tampoco de mucho tiempo, más o menos se pueden cocinar en una hora. Harina, levadura, sal, mantequilla, leche, huevo y azúcar son los únicos ingredientes que necesitaremos para preparar la masa. Una vez hayamos amasado y dejemos reposar, extendemos la base de los rollitos y la cubrimos con la canela y otros acompañantes para endulzar. Los últimos pasos consisten en enrollar y cortar la masa, hornear y glasear.

Una vez cocinados, se aconseja tomar recién hechos para apreciar más la textura y el sabor de este plato, que puede servirse tanto a la hora del desayuno como en la merienda.

 

Receta de rollitos de canela

cinamon-rolls

Ingredientes

  • 350 g de harina de fuerza
  • 10 g de levadura de panadería
  • 75 g de mantequilla
  • 1 huevo
  • 60 ml de leche
  • 50 g de azúcar
  • Canela molida
  • Azúcar moreno
  • Esencia de vainilla
  • Azúcar glasé
  • Sal


Modo de preparación

En primer lugar, mezclamos la harina, la levadura y una pizca de sal en un recipiente, y practicamos un hoyo en el centro. Por otro lado, ponemos a calentar en un cazo 25 gramos de mantequilla, la leche y el azúcar.

Una vez que la mantequilla se derrita, retiramos y vertemos todo el contenido en el hueco que hemos realizado en la harina anteriormente. Añadimos el huevo y removemos con un tenedor hasta tapar bien el contenido con la propia harina. Proseguimos ayudándonos con las manos, amasando hasta obtener una masa elástica y homogénea.

Reservamos en un film transparente, para evitar que se seque al aire, durante media hora como mínimo. Mientras tanto, ponemos a precalentar el horno a 180°.

Con un rodillo, estiramos la masa sobre una tabla o mesa, dando forma rectangular y un grosor fino. Extendemos por la superficie 50 gramos de mantequilla. Para facilitar este paso, calentaremos la mantequilla en un cazo o en el microondas. A continuación, echamos por encima azúcar moreno, esencia de vainilla y canela.

Para conseguir la forma de los rollitos de canela enrollamos la masa y practicamos unos 10 o 12 cortes similares de anchura. Colocaremos cada rollito en una fuente apta para el horno. Horneamos durante 15 minutos aproximadamente, hasta comprobar que estén dorados. Dejamos enfriar unos minutos.

Concluimos la elaboración de los rollitos de canela, con un glaseado de azúcar glasé. Se recomienda servirlos recién hechos, aunque se trata de un plato que puede servirse en cualquier momento del día, como desayuno, postre o para la merienda.

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados