Riesgo crediticio ¿qué significa?

Los impagos derivados del riesgo crediticio son una cuestión seria, por eso te explicamos en qué consiste este concepto financiero y de qué forma afecta a cada una de las partes.

Riesgo crediticio ¿qué significa?
El riesgo de crédito afecta a particulares y empresas por igual.

Los créditos significan uno de los mayores reclamos por parte de los bancos y las empresas a la hora de conseguir nuevos ingresos y clientes. Es por eso mismo, que los riegos derivados de estas operaciones pueden poner un punto y final a lo que se veía en principio como una inversión de futuro.

Cuando las condiciones de un crédito son incumplidas por alguna de las partes, puede haber consecuencias tanto en el patrimonio empresarial como en el personal, por parte de los afectados. Conocer qué es el riesgo crediticio y poder distinguir sus distintos elementos es fundamental para prevenir posibles riesgos.

El riesgo crediticio y sus repercusiones

Por riesgo de crédito o riesgo crediticio, se entiende la posibilidad que existe de perder un capital invertido debido al incumplimiento del préstamo por alguna de las partes. De este modo, los pagos pueden no llegar a producirse, o abonarse solamente de forma parcial, incumpliendo en cualquier caso las obligaciones del contrato.

Este tipo de riesgo afecta no solo a los bancos y el resto de las instituciones financieras, sino también a las propias empresas y el mercado en general. Debido a la existencia del riesgo crediticio, son muchas las personas que deciden invertir en Bonos del Estado, pues representan una opción mucho menos arriesgada y más solvente que las entidades privadas.

Con objeto de evitar los problemas financieros graves y la pérdida de capital por parte de los acreedores, son las instituciones que conceden el crédito las que deben crear y mantener unas prácticas de control de riesgos. Establecer estrategias basadas en estudios de mercado competentes, puede ayudar a identificar y reducir el impacto en ambas partes de un contrato crediticio.

¿Qué tipos de riesgo crediticio hay?

En primer lugar, tenemos el riesgo que soportan las personas físicas, que sufren los efectos de las malas inversiones en las entidades financieras. Igualmente muchos problemas derivan tanto de los impagos por parte de las empresas en el caso de los autónomos, como de los incumplimientos en los depósitos y contratos.

El riesgo que sufren las empresas y entidades privadas, siempre expuestas a que los clientes no abonen lo acordado en las ventas a medio y largo plazo. Para este fin, los servicios de algunas aseguradoras pueden paliar parte de los efectos derivados de un impago, al igual que los estudios previos que valoran el riesgo de las operaciones.

Por último, tenemos el riesgo que sufren las instituciones financieras que son al fin y al cabo, las responsables de otorgar los créditos a sus clientes, sean de la naturaleza que sean. El riesgo de impago tanto en las tarjetas como en los préstamos es una realidad que los bancos combaten con las famosas cláusulas. Según el riesgo del cliente, se impondrán cuotas o tipos de interés más altos.

Aunque las situaciones que implican el riesgo crediticio se pueden dar con normalidad, en muchos casos el conocimiento de la ley por parte de los acreedores, y el estudio previo de la viabilidad de los contratos posibilita unas operaciones limpias. Para los casos en los que exista la duda, acogerse a los servicios de aseguradoras como MAPFRE puede suponer una ayuda extra.

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados