Restaurantes nudistas: el placer de comer ligero de ropa

España aguarda a la llegada de los primeros restaurantes nudistas. Londres y Tokio, las ciudades pioneras en el arte de comer sin ropa.

Restaurantes nudistas: el placer de comer ligero de ropa
Pueden incluir hasta espectáculos

Hemos conocido restaurantes que brillan con luz propia por su originalidad. Algunos de ellos brindan sus platos en las alturas, desplazándose constantemente alrededor de todo el mundo. Otros prefieren la tranquilidad de las aguas turquesas del mar, en las islas Fiji. Incluso existen los que han habilitado antiguas edificaciones convirtiéndolas en maravillosos mesones.

Lo que aún nos faltaba por ver era este novedoso concepto: los restaurantes nudistas. Los comensales se sientan a la mesa sin nada de ropa y piden sus platos como si aquello fuera lo más normal. Sin ningún tapujo disfrutan de los manjares que ofrece el local, pagan la cuenta y se marchan tranquilamente.

¿Te seduce la idea? Si te pica la curiosidad, primero tómatelo en serio. En estos restaurantes exigen un comportamiento intachable. Y además incluyen otros requisitos a tener en cuenta, aunque está claro que ir de etiqueta no es ninguno de ellos...

 

RESTAURANTES NUDISTAS


 

THE BUYANDI

Fue descrito por sus creadores como el primer restaurante del mundo que ofrece esta experiencia para comunidades no naturistas. Abrió sus puertas el pasado 10 de Junio en Londres y tiene previsto funcionar durante todo el verano. Su ubicación final fue un misterio hasta que se se desveló el día de la inauguración.

Cuando todavía quedaban varias semanas para su apertura, ya contaba con una lista de espera de más de 40.000 personas. Unas cifras que fueron una grata sorpresa para sus creadores, que ya han declarado que aspiran incluso a llegar a más gente cuando se normalice el concepto.

El diseño del local es de lo más peculiar. Cuenta con dos zonas diferenciadas: en una es obligatorio ir sin ropa todo el tiempo. En la otra se permite llevar una bata que se entrega a la entrada hasta que los comensales atraviesan el llamado “Sendero a la Pureza”, a partir del cual ya podrán despojarse de ella.

La ambientación, como no podía ser de otra manera, está inspirada en el naturismo. Las mesas están rodeadas de biombos de bambú para proteger la intimidad de los comensales. No hay electricidad ni se permite el uso de dispositivos tecnológicos durante la comida. La iluminación de las velas otorga al lugar un clima de lo más relajante.

Los precios del menú rondan los 80 euros. Tiene un amplio catálogo de cocktails orgánicos y, como curiosidad, no sirve comidas calientes para evitar accidentes.

 

THE AMRITA

Si ya has entrado en su página web verás que es un restaurante japonés. Situado en Tokio, The Amrita exige varios requisitos para cruzar sus puertas que pueden parecer exagerados.

En primer lugar sólo permite la entrada a clientes que tengan de 20 a 60 años. Sus precios son casi prohibitivos para la mayoría, de 130 a 250 euros por cabeza. Pero la norma más sorprendente es que tampoco deja entrar a aquellas personas, digamos, rellenitas. En el local reza una advertencia: “Si estás 15 kilos por encima del peso medio para tu altura, no hagas una reserva”. Claro y rotundo. Y por si alguien intenta engañar con su peso, hay una báscula a la entrada.

Si cumples estas condiciones y quieres visitar algún día el restaurante, dentro te encontrarás con un local muy particular. Los musculosos camareros se pasean en tanga con los platos de comida. Los comensales únicamente van cubiertos con un pequeño trozo de papel en sus partes más íntimas. Y en muchas mesas se celebran espectáculos de danza masculina, que cuentan con una tarifa especial.

 

VILLA NATURISTA DE CAP D'ADGE

Cerca de Montpellier, en Francia, se ubica el complejo naturista más grande del mundo. Su playa tiene más de 2 kilómetros de extensión.

En este complejo, evidentemente, también encontrarás todo tipo de locales donde se va completamente desnudo. Aunque el nudismo es opcional excepto en las playas, la mayoría de personas deja la ropa en casa cuando van a alguno de los 6 restaurantes de la zona.

 

VERA NATURA

En España podemos encontrar un lugar parecido a la Villa de Cap d'Adge. Su nombre: Vera Natura. Estas urbanizaciones situadas en Vera, Almería, cuentan con un sinfín de establecimientos que cumplen a rajatabla la filosofía naturista.

Tiene centro social, restaurante, chiringuito, supermercado, salón de masajes... Una auténtica ciudad donde apenas tendrás que poner lavadoras.


También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados