Cómo responder a las preguntas sobre expectativas salariales

Una de las preguntas donde más errores se cometen durante una entrevista de trabajo tiene que ver con las expectativas salariales. Trata de evitarlas.

Cómo responder a las preguntas sobre expectativas salariales
Da una banda salarial en función de tu formación y experiencia laboral

Una de las situaciones más sensibles en las entrevistas de trabajo es cuando llega el momento de hablar de expectativas salariales. Es normal que en los anuncios no ponga el salario y eso crea algo de ansiedad en los candidatos. Todos sabemos que en la primera entrevista no debemos hablar de dinero, pero tampoco queremos seguir “sufriendo” los largos procesos de selección por un puesto cuya remuneración puede que no nos compense.

Por otra parte, los entrevistadores tampoco quieren dejar muy claro el asunto, sobre todo si saben que las expectativas salariales que pueden ofrecer son muy bajas. 
 

Cómo preguntar sobre expectativas salariales


En este artículo nos pondremos en la piel de los candidatos y trataremos de dar algunos consejos para abordar el tema del dinero. ¿Sabías que una de las preguntas donde más errores se cometen durante una entrevista de trabajo tiene que ver con las expectativas salariales? Lo ideal sería tratar de evitarla respondiendo que lo que nos interesa es la oportunidad de trabajar en la empresa, y bla bla bla. 

Pero hay veces que no podemos porque nuestro entrevistador insiste. En esos casos, la consultora Adecco asegura que es común pedir sueldos demasiado altos o demasiado bajos para el puesto. Por tanto, si nos preguntan por las expectativas salariales, los expertos recomiendan:
 
  • Dar una respuesta del tipo: “Este puesto representa una gran oportunidad para mi carrera. Por tanto, estoy abierto a propuestas. Si es posible, me gustaría saber las cifras que manejan ustedes”.
 
  • Hablar de una banda salarial argumentando que es la adecuada para nuestra formación académica y experiencia laboral.
 
  • Indicar el sueldo en euros brutos mensuales o anuales. Para ello debemos enterarnos de los sueldos que ofrece la competencia por el mismo puesto.
 
  • Interesarnos por beneficios como seguro médico, cheques para comida, ayudas al transporte, etc.


Por cierto, a la hora de negociar ten en cuenta que las empresas van a empezar por un cifra más baja que la que realmente están dispuestas a pagar.

También te puede interesar:
 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados