Requisitos para formar una comunidad de propietarios

¿Quieres constituir una comunidad de propietarios y no sabes por dónde empezar? Te contamos cuáles son los requisitos y los pasos que debes seguir.

Requisitos para formar una comunidad de propietarios
Esta comunidad debe estar por todos los propietarios de la finca

Una comunidad de propietarios tiene como principal finalidad favorecer el correcto funcionamiento y mantenimiento de la misma, y defender los intereses comunes de todos los propietarios que componen una finca o un inmueble.

En una comunidad no solo están incluidos los propietarios de las viviendas, sino también los propietarios de locales o de cualquier otra unidad de ocupación independiente perteneciente a dicha finca. Los que no están incluidos son los arrendatarios, ya que éstos no son poseedores de ninguna propiedad.

A continuación te explicamos más detalladamente cómo constituir paso a paso una comunidad de propietarios y cuáles son los requisitos.
 

PASOS PARA CONSTITUIR UNA COMUNIDAD DE PROPIETARIOS


 

1. Celebrar la primera Junta de Propietarios

El primer paso para constituir una comunidad de propietarios es llevar a cabo la primera Junta, donde todos los propietarios del edificio deberán estar presentes. En esta primera reunión deberán redactarse los Estatutos y realizarse el nombramiento de los distintos cargos: Presidente, Vicepresidente, Administrador y Secretario. Asimismo, debe aprobarse un presupuesto inicial y establecer las distintas cuotas con las que cada propietario debe contribuir.

También es importante aprobar la apertura de una cuenta corriente (para la que será necesaria obtener el NIF de la comunidad) a través de la cual se puedan realizar los correspondientes pagos e ingresos de la Junta.

Después es importante realizar una serie de ruegos y preguntas para que todos los propietarios puedan intervenir, y redactar el Acta de Constitución con los acuerdos tomados esta primera Junta.
 


2. Legalizar el Libro de Actas

Toda comunidad de propietarios debe tener un Libro de Actas, ya que en él deben quedar registradas todas las actas derivadas de las Juntas de Propietarios. Para que este documento tenga validez debe depositarse en el Registro de la Propiedad donde esté inscrito en inmueble. Puedes conseguir el Libro de Actas en cualquier papelería.
 


3. Obtener el NIF de la comunidad

Para solicitar el NIF de la comunidad se debe acudir a la Delegación de Hacienda y presentar correctamente cumplimentado el modelo 036 de la Agencia Tributaria.

Además, también es necesaria la presentación de los siguientes documentos:

  • Copia del nombramiento del Presidente de la comunidad, ya que es éste quien deberá firmar el modelo de solicitud.
 
  • Fotocopia del DNI del Presidente.
 
  • Escritura de División Horizontal del inmueble.

 


4. Subscribir un contrato de seguro

Según lo establecido en la Ley 49/1960 de Propiedad Horizontal, la comunidad de propietarios puede suscribir un contrato de seguro con el fin de proteger las respectivas instalaciones del inmueble y cubrir posibles daños, o simplemente para fijar un contrato de mantenimiento permanente de dichas instalaciones.

Lo ideal es informarse de las distintas ofertas y elegir la compañía aseguradora que se adapte mejor a las necesidades de la comunidad.

Normalmente los contratos más comunes incluyen el seguro multirriesgo de comunidades, el seguro de daños sobre elementos comunitarios, el seguro de incendios o el seguro de responsabilidad civil, entre otros.

Una vez constituida y puesto en marcha el funcionamiento la comunidad, conviene que todos los vecinos y propietarios conozcan las reglas básicas de la misma. Esto es fundamental para saber cuáles son tus derechos y obligaciones, y favorecer así el interés común de la comunidad.


 

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados