Trucos para reparar abolladuras del coche tú mismo

¿Sabías que, en algunos casos, puedes reparar abolladuras del coche tú mismo? Solo tienes que seguir estos trucos.

Trucos para reparar abolladuras del coche tú mismo
No todos los golpes en tu coche requieren un profesional

No todos los golpes o abolladuras de tu coche requieren la mano de un especialista y un alto coste. En algunas situaciones, donde estas abolladuras o golpes son leves algún truco casero o método que puedas aplicar tú mismo será más que suficiente para solucionar el problema.

Convencidos de ello nos hemos puesto manos a la obra para conseguir encontrar las mejores maneras de reparar abolladuras del coche que puedes poner tú mismo en práctica desde el garaje de tu casa.

La combinación de agua caliente y fría, un desatascador o hasta un secador y un aerosol serán suficientes para decirle adiós a esas abolladuras y que tu coche luzca como antes. ¿No nos crees? Para convencerte, no solo te vamos a contar cómo se hace, sino que también te vamos a mostrar videos que hablan por sí solos.

3 métodos para reparar abolladuras del coche que son fáciles y efectivos


Agua caliente y fría

Puede parecer mentira, pero la combinación de agua hirviendo y agua helada es uno de los métodos para reparar abolladuras del coche más efectivos que hay.

Esto es lo que tienes que hacer:

  • Debes tener a la mano tanto agua hirviendo como agua helada. Será clave que la transición de temperaturas sea lo más rápida posible.
  • Primero necesitas verter suavemente el agua hirviendo sobre la abolladura.
  • Inmediatamente después, debes hacer lo mismo con el agua helada.
  • La combinación de temperaturas causará una expansión-contracción que eliminará la abolladura.
  • Si no lo conseguiste, unos golpecitos leves seguramente harán el trabajo.
  • Si el resultado fue una abolladura menor, repetir el proceso resolverá el problema.

 

Un desatascador

Es uno de los métodos más fáciles y baratos para reparar abolladuras del coche que encontrarás, y es sumamente efectivo si la abolladura no es demasiado pronunciada y la zona donde está es más blanda.

Lo único que debes hacer es poner el desatascador en el centro de la abolladura haciendo suficiente presión, y luego tirar hacia afuera. Si no funciona a la primera, puedes seguir intentándolo unas veces más.

 

Un secador y un aerosol

De los tres métodos para reparar abolladuras del coche, este es uno de los que más nos sorprendió y gustó. Aunque sea el más complicado e inseguro, sigue siendo efectivo.

Esto es lo que necesitas:

  • Un aerosol que utilice dióxido de carbono como propulsor.
  • Un secador de pelo.
  • Guantes de protección.

Y esto es lo que debes hacer:

  • Primero calienta la superficie abollada con el secador de pelo, es necesario que logres que la superficie quede lo más caliente posible.
  • Ahora, usando los guantes, deberás aplicar el aerosol con la lata al revés. Al hacerlo, deberías ver como la superficie se va cubriendo con hielo líquido.
  • Al igual que en el primer método, la combinación de ambas temperaturas hará que el metal primero se expanda y luego se contraiga.
  • Si escuchas un ruido proveniente del metal, es que la abolladura ha sido eliminada.

 

También te puede interesar:

Continuar Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados


Additionally, paste this code immediately after the opening tag: