La Renta Activa de Inserción para discapacitados

Uno de los sectores que más se beneficia de la Renta Activa de Inserción es el de los discapacitados. Te contamos cuáles son los requisitos que se necesitan para obtener esta ayuda.

La Renta Activa de Inserción para discapacitados
Esta ayuda supone un gran impulso laboral y económico para el colectivo.

Una de las ayudas más completas que ofrece el Servicio Público de Empleo es la conocida como RAI o Renta Activa de Inserción. En Mi Portal Financiero ya hemos tratado este tema a fondo, y te hemos explicado en qué consiste la subvención, y cómo afecta a los emigrantes retornados a España tras trabajar en el extranjero.

En esta ocasión, hemos vamos a hablar de uno de los colectivos que más dificultades tienen para encontrar trabajo, el de los discapacitados. Aunque los requisitos generales se tienen en cuenta, si se quiere optar a la Renta Activa de Inserción para discapacitados, se deben cumplir ciertos requisitos específicos.

¿Cómo se accede a la Renta Activa de Inserción para discapacitados y cuáles son sus requisitos?

La RAI se caracteriza por dar una oportunidad extra a todas esas personas que están en paro pero no tienen derecho a la prestación contributiva ni al subsidio. Uno de los colectivos beneficiados por esta ayuda es el de los discapacitados, que como norma general, pueden tener acceso a las subvenciones al tener una discapacidad igual o superior al 33% (incluyendo los pensionistas por discapacidad). Además de este requisito fundamental, los solicitantes deben cumplir las siguientes condiciones:

  • No tener derecho ni al subsidio por desempleo, ni a la prestación contributiva. Este apartado también incluye la renta agraria.
  • Haber extinguido el subsidio por desempleo o la prestación contributiva, salvo por sanción.
  • La necesidad de estar inscrito durante un período de al menos 12 meses ininterrumpidos en la oficina de empleo como demandante. Al trabajar durante un mínimo de 90 días acumulados en los 365 anteriores a la fecha en la que se realiza la solicitud de la RAI, se interrumpirá el proceso de demanda. Si el solicitante sale al extranjero durante este período, también se detendrá su incorporación al programa (salvo casos justificados).
  • La búsqueda de empleo activa, no pudiendo haber rechazado el solicitante las ofertas de trabajo, formación, promoción o reconversión profesionales que contribuyan a mejorar su ocupabilidad, salvo excepciones.
  • Acreditar debidamente ante el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) al menos tres acciones de búsqueda activa de empleo, llevadas a cabo durante el período de inscripción.

Finalmente, para presentar las solicitudes y acceder al programa de Renta Activa de Inserción para discapacitados se puede optar por acudir a una oficina del SEPE, o a la página web, donde se puede realizar la solicitud telemática. Es importante recordar que se debe demostrar el grado de discapacidad a través de un certificado de discapacidad.

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados