5 fórmulas para renegociar la hipoteca

Al renegociar la hipoteca debemos acudir directamente al banco y plantearles posibles opciones, empezando por la que más nos interese.

5 fórmulas para renegociar la hipoteca
Podemos pedir un periodo de carencia y pagar sólo los intereses

¿Pensando en renegociar la hipoteca con el banco pero no sabes por dónde empezar?

Si lo que necesitas es que te baje la cuota mensual hay varias fórmulas que puedes tener en cuenta. Todas ellas pasan por acudir a tu banco y hablar con claridad. 

Acude en persona y di la verdad. Si no puedes hacer frente al pago de la cuota de la hipoteca seguro que te plantean alguna solución ya que lo que les interesa es que pagues.

Además, ten en cuenta que con cualquier fórmula que acabéis arbitrando ellos saldrán ganando. 

Pide a tu gestor que te informe de todas y cada una de las opciones que tienes, incluida la letra pequeña.

Seguro que te propondrá alguna de las que te adelantamos a continuación.


Cómo renegociar la hipoteca

 

1. Renegociar la hipoteca: Alargar el plazo 


Con eso conseguiremos pagar menos todos los meses. Muchas entidades están dispuestas a asumir una ampliación del plazo hasta los 40 años siempre y cuando la persona hipotecada no tenga más de 75 años al final del préstamo.
 

2. Renegociar la hipoteca: Solicitar un periodo de carencia

 

Puede ser total o parcial. En este segundo caso solo se pagan los intereses durante la moratoria (puede llegar a ser de tres años). La cuota será muchísimo más baja, incluso puede reducirse a la mitad.
 

3. Renegociar la hipoteca: Pactar una dación en pago


Es la más dificil de conseguir, ya que supone que el banco se quedará con la vivienda y así la deuda queda saldada. Aquí también podemos incluir la posibilidad de que nos alquilen la vivienda.

Así el banco no tendrá que preocuparse de venderla.
 

4. Renegociar la hipoteca: Obtener una quita

 

Una quita es la cancelación total o parcial de la deuda por parte del acreedor. Si el cliente puede entregar una cantidad de dinero en efectivo, la entidad podría plantearse esta posibilidad.

También es una posible opción en caso de que el cliente haya conseguido un comprador, aunque el precio que esté dispuesto a pagar no cubra toda la deuda. 
 

5. Actitud para renegociar la hipoteca

 

La actitud también es muy importante a la hora de renegociar la hipoteca. Conseguirás mucho mejor feedback si sigues una serie de comportamientos:
 
  • Estudiar todos los puntos de nuestra hipoteca para que no puedan engañarnos.
  • Hacer una lista de las hipotecas más ventajosas que hay en el mercado por si, llegado el caso, amenazamos con una subrogación
  • Una vez en el banco, pediremos hablar directamente con el director. 
  • No debemos dejar que sea el banco quien nos dé opciones. Debemos ser directos y plantear nuestra propuesta. Recuerda que quien golpea primero golpea dos veces. 
  • No pierdas la compostura en ningún momento. Mantente firme, pero sereno y receptivo. 
  • Cuando nos hagan una propuesta, debemos analizarla bien y ver a qué nos compromete. 

También te puede interesar:
 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados