Remedios caseros para la tos: recetas naturales muy eficaces

¿La tos no te deja dormir? Te presentamos 5 remedios caseros que te ayudarán a combatir esos molestos ataques de tos y te permitirán por fin descansar.

Remedios caseros para la tos: recetas naturales muy eficaces
La miel, el limón, el tomillo o el eucalipto son grandes aliados contra la tos


La tos aguda es una afección respiratoria bastante habitual en casos de resfriado, gripe o alergias. A pesar de ser un síntoma muy molesto, la tos es un mecanismo de defensa que tiene nuestro cuerpo para expulsar las secreciones y limpiar las vías respiratorias.

Por ello, a no ser que se trate de un problema grave o crónico, lo ideal es recurrir a algunos remedios caseros para la tos como alternativa a los productos farmacéuticos.

Se trata de remedios hechos a partir de ingredientes naturales que ayudan a aliviar los síntomas de la tos leve, la irritación de garganta o la mucosidad.

Si tú también quieres poner solución a estas las molestias, no lo dudes, y toma nota de estos 5 remedios caseros para la tos aguda.
 

5 remedios caseros para la tos aguda



1. Limón y miel

La miel y el limón son dos potentes ingredientes que nos ayudan a combatir la tos. El limón es un antiséptico natural con un alto contenido en vitamina C, y la miel es un potente relajante y antibacteriano.

La fusión de ambos ingredientes nos ayudará a reducir la irritación de garganta y a descongestionar las vías respiratorias.

Para beneficiarte de todas sus propiedades, lo ideal es calentar un poco de agua, y añadirle una cucharada de miel y el zumo de medio limón.

Toma está infusión bien caliente antes de acostarte y evitarás la aparición de la dichosa tos nocturna.



2. Infusión de tomillo

Otro de popular remedio caseros para la tos es la infusión de tomillo, que también es un ingrediente muy útil tratar diversas infecciones respiratorias, el dolor de garganta y la afonía.

El tomillo ayuda a relajar los músculos de la tráquea, y además es un antiséptico y expectorante natural. Estas propiedades lo convierten en el aliado perfecto para calmar la tos y la irritación de las vías respiratorias.

Para preparar la infusión de tomillo basta con poner un poco de agua a hervir y añadir dos cucharadas de esta planta.

Si quieres potenciar su efecto, también puedes ponerle unas cucharaditas de miel y limón.



3. Raíz de regaliz

La raíz de regaliz, también conocida como orozuz, es uno de los remedios caseros para la tos más antiguos, y hoy en día continua siendo muy utilizado para tratar los síntomas de la gripe y el resfriado. 

Gracias a sus propiedades antiinflamatorias, este ingrediente nos ayuda a calmar la tos y a disminuir la irritación de garganta.

El orozuz puede consumirse de varias formas, ya sea en infusión, con un poco de miel y limón, o puedes directamente chupar la raíz absorviendo todas sus propiedades.



4. Jarabe casero para la tos

A los niños pequeños se les suele dar leche con miel como alternativa a los jarabes antitusivos. Sin embargo, existen numerosas formas de preparar jarabes caseros, un remedio eficaz y natural para la tos en adultos.

Nosotros hemos optado por un jarabe de cebolla, ya que este ingrediente tienen una acción antibacteriana y expectorante que ayuda a reducir los síntomas de la tos.

En este videotutorial podrás ver más detalladamente cómo se lleva a cabo la preparación de este jarabe antitusivo. Si quieres potenciar su efecto también puedes añadir un poco de zumo de limón y jengibre rallado.



5. Baño agua caliente

Si el problema persiste, otro remedio casero para la tos es tomar un buen baño de agua caliente. Puedes hacerlo todos los días antes de irte a dormir.

Gracias al vapor que se crea al tomar un baño caliente, conseguirás suavizar las vías respiratorias, y disminuir la congestión nasal y la mucosidad.

Recuerda que también es importante beber muchos líquidos, para mantenernos hidratados y liberar toxinas. El agua, las infusiones, los zumos naturales o los caldos calientes no debe faltar en tu día a día si quieres acabar por completo con la tos.

Si la tos persiste y empeora, te recomendamos acudir al médico para que te prescriba un tratamiento más adecuado a tu diagnóstico.
 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados