Reducción voluntaria de jornada, ¿qué tipos hay y cómo funcionan?

Reducción voluntaria de jornada, una opción cada vez más demandada por los trabajadores para poder así conciliar la vida personal y laboral.

Reducción voluntaria de jornada, ¿qué tipos hay y cómo funcionan?
No se reducen las cotizaciones a la SS en los dos primeros años

La vida lleva a cada persona por unos derroteros diferentes, a menudo muy alejados de aquellos que en un principio pudieron imaginar. Razón por la cual a veces si situación personal cambia y ello repercute en la laboral. Entonces es posible solicitar una reducción voluntaria de jornada.

De esta manera la empresa facilita al trabajador el cumplimiento de sus responsabilidades familiares haciendo así mejor uso de sus servicios de recursos humanos. Las solicitudes de reducción voluntaria de jornada se ha incrementado en los últimos años.

Al principio esta opción daba lugar a una reducción de cotizaciones a la Seguridad Social y una mayor indefensión del trabajador. Al entrar en vigor una nueva normativa en 2013 destinada a la promoción de la contratación de trabajadores a tiempo parcial, las condiciones de los trabajadores que soliciten reducción voluntaria de jornada han mejorado.
 

Tipos de reducción voluntaria de jornada y funcionamiento

 

Reducción voluntaria de jornada por cuidado de hijo

El hijo tiene que ser menor de 12 años. La reducción de jornada será entre 1/8 y el 50%, lo que conlleva una reducción correspondiente del salario. Dura hasta que el hijo cumple los 12 años.

La reducción debe hacerse dentro del horario de la jornada habitual del trabajador. La reducción voluntaria de jornada es un derecho individual. Si dos empleados lo solicitan al mismo tiempo para cuidar a su hijo, puede ser limitado este derecho por causas justificadas de funcionamiento de la compañía.

La solicitud de reducción hay que hacerla por escrito con un mínimo de 15 días de antelación, así como preavisar con 15 días antes de finalizarlas.
Reducción voluntaria de jornada por cuidado de familiares

Se produce cuando se tiene a cargo una persona con discapacidad o un familiar hasta segundo grado (hijos, padres, abuelos, nietos, hermanos, así como sus cónyuges) que no puedan valerse por ellos mismos, ya sea por enfermedad, edad o accidente.

Será entre 1/8 y el 50% de la jornada, con reducción del salario correspondiente. Lógicamente, la persona a cuidar no puede estar trabajando.
 

Reducción voluntaria de jornada y cotización a la Seguridad Social

Aunque la reducción de jornada implica reducción proporcional de salario, la cotización a la Seguridad Social tendrá una regulación diferente a favor del trabajador.

Así, durante los primeros dos años por reducción voluntaria de jornada por cuidado de hijo se consideran las cotizaciones como si fueran del 100%, a efectos de prestaciones debidas a incapacidad permanente, supervivencia, muerte, paternidad, maternidad o jubilación. En caso de reducción por cuidado de familiares el tiempo de este beneficio es de un año.
 

Cálculo de la prestación del paro estando en reducción voluntaria de jornada

El cálculo se hace como si no se estuviese en jornada reducida. Por lo que se cobra la misma prestación como si se estuviera trabajando a jornada completa. Para este cálculo no hay límites de tiempo como sucede en el resto de prestaciones de la Seguridad Social.

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados