La reducción de jornada por cuidado de hijos, en qué consiste

La situación por reducción de jornada laboral se da en los progenitores o personas que tengan a cargo familiares que requieran de atención y cuidado directos.

La reducción de jornada por cuidado de hijos, en qué consiste
Cómo afecta a la cotización y cuáles son los casos particulares

La Seguridad Social señala la reducción de jornada para aquellos progenitores, adoptantes o acogedores en situación laboral que tengan el cuidado del menor a su cargo. Se suele solicitar para los casos que sean menores, padezcan una enfermedad grave que requiera un ingreso hospitalario de larga duración o bien precise una atención directa, continua o permanente.

Esta aplicación en la reducción de la jornada afecta al salario del trabajador, que se ve reducido según el horario fijado. El importe dependerá de la relación establecida en cada convenio colectivo. Se trata de un derecho individual del trabajador, que ha de ser solicitado por escrito con una antelación de 15 días.

Reducir el horario para el cuidado de un familiar

 

En qué consiste

El abogado laboralista Jorge Danés explica en citapreviainem.es cómo afecta la reducción de jornada por guarda legal al trabajador que lo solicite. Los progenitores podrán acogerse a esta medida hasta que el hijo cumpla los 12 años de edad. Esto supone la reducción de la jornada laboral, pudiendo elegir el horario más compatible con las necesidades del solicitante. Este cambio se aplica dentro de la jornada habitual.

Hay que tener en cuenta casos particulares, como que dos trabajadores de una misma empresa para un mismo hijo no pueden acogerse a esta situación al mismo tiempo. Además esa medida también puede ser requerida por los trabajadores que tengan una persona a cargo por motivo de discapacidad o cualquier otra condición de dependencia similar y que no esté trabajando.

Cómo afecta a la cotización

Jorge Danés señala que la reducción de jornada laboral supone una reducción del salario y, por tanto, del nivel de cotización. Aun así, existen una serie de matizaciones a tener en cuenta. En primer lugar, las cotizaciones se aplicarán sobre el 100% salario anterior durante los 2 primeros años que se demande la reducción de la jornada por cuidado de hijos o en el primer año para atender a un familiar.

En segundo lugar, si finaliza el contrato del trabajo durante una reducción de jornada laboral, la prestación por desempleo se calculará en base al total de la cotización anterior, sin tener en cuenta dicha reducción. Ocurre lo mismo para una situación de despido, siendo la indemnización relativa al salario completo. Este último caso no serviría si el motivo de despido fuera por la reducción de jornada, siendo un despido nulo.

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados