Reclamación de cotización de deudas laborales, ¿qué es?

La Seguridad Social establece ciertas condiciones para la reclamación de cotización de deudas laborales. Te damos todos los detalles.

Reclamación de cotización de deudas laborales, ¿qué es?
Estas deudas tienen un plazo de prescripción de un año

La Ley General de la Seguridad Social dice, en su artículo 147, que todos los trabajadores tienen derecho a una reclamación de cotización de deudas laborales.

Cuando una empresa paga a sus empleados menos dinero del que les correspondería según convenio, se produce una deuda laboral -o salarial- que puede reclamarse. Por ejemplo, si un trabajador tenía que cobrar 1.500 euros al mes y le han estado pagando 1.400 euros durante tres años, la empresa le debería 100 euros por cada mes.

Sin embargo, por ley estas deudas tienen un plazo de prescripción de un año. Es decir, si el trabajador reclama las cantidades no abonadas solo recibirá 100 euros por cada uno de los 12 meses anteriores.

RECLAMACIÓN DE COTIZACIÓN DE DEUDAS LABORALES

deudas-laborales

La situación descrita anteriormente no ocurre para la reclamación de cotización de deudas laborales. El artículo 147 de la Ley General de la Seguridad Social dice lo siguiente:

“La base de cotización para todas las contingencias y situaciones amparadas por la acción protectora del Régimen General, incluidas las de accidente de trabajo y enfermedad profesional, estará constituida por la remuneración total, cualquiera que sea su forma o denominación, tanto en metálico como en especie, que con carácter mensual tenga derecho a percibir el trabajador o asimilado, o la que efectivamente perciba de ser esta superior, por razón del trabajo que realice por cuenta ajena.”

Como puede leerse, el detalle que marca la diferencia es la expresión “la remuneración total (…) que tenga derecho a percibir el trabajador”, refiriéndose al salario establecido según convenio. Por tanto, aunque la empresa haya pagado menos de lo que le correspondería a ese trabajador, deberá cotizar a la Seguridad Social como si le hubiera pagado las cantidades fijadas en el convenio.

Pero las deudas de cotización a la Seguridad Social no prescriben como las deudas laborales. Así lo dice la misma ley en su artículo 24: “Prescribirán a los cuatro años los siguientes derechos y acciones (…) b) La acción para exigir el pago de las deudas por cuotas de la Seguridad Social y conceptos de recaudación conjunta.”

En definitiva, las deudas laborales prescriben al año y las de cotización a los 4 años.

La cotización a la Seguridad Social es muy importante, ya que influye directamente en las diferentes prestaciones a las que tiene derecho el trabajador: paro, jubilación, baja médica… Así que reclamar las deudas de este tipo resulta fundamental.

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados