Cómo hacer una reclamación a un pequeño negocio

¿Quieres poner una reclamación pero no sabes por donde empezar? Conoce aquí todos los pasos que debes seguir para hacer una reclamación a un pequeño negocio.

Cómo hacer una reclamación a un pequeño negocio
Todos los negocios deben poner a disposición de los consumidores las hojas de reclamaciones

¿Cuántas veces has pensado en poner una reclamación a un pequeño negocio? Seguro que más de una, pero al final has desistido, ya sea porque lo has dejado pasar, porque piensas que no servirá de nada o porque no sabes muy bien cuáles son los pasos a seguir.

La primera pregunta que debes hacerte es cuándo debes poner esa reclamación, y la respuesta es simple, cada vez que no quedes satisfecho y ese producto o servicio que adquiriste no responda a lo esperado.

Debes saber que como consumidor tienes derecho a reclamar de manera oficial, de modo a recibir una compensación o por lo menos para que ese incidente desafortunado no vuelva a producirse.
 

4 PASOS PARA REALIZAR UNA RECLAMACIÓN A UN PEQUEÑO NEGOCIO

 

1. Comunicar presencialmente nuestra reclamación

Al tratarse de una reclamación a un pequeño negocio, el primer paso que deberíamos dar es presentar nuestra queja en persona o por teléfono. Es posible que al intentar solucionar tu problema directamente con la empresa, sin intermediarios y sin llegar a la Administración, te den la atención necesaria y te ofrezcan varias soluciones.

En el caso, que no consigas una solución satisfactoria a tu problema o no seas atendido debidamente, pasaremos al siguiente paso.
 

2. Pedir la hoja de reclamaciones

En España todas las personas físicas o jurídicas que tengan una actividad empresarial destinada a la comercialización de bienes o servicios deben tener hojas de reclamaciones a disposición de los consumidores. Estas hojas son documentos oficiales emitidos por las administraciones de consumo de las Comunidades Autónomas.

Se trata de un papel autocopiativo que consta de tres hojas, una para el consumidor, otra para el comercio y otra para la administración. Lo ideal es seas tú el que se quede también con la hoja para la administración, de este modo añadir a la reclamación toda la documentación necesaria, como por ejemplo, fotocopias de las facturas, contratos, fotografías, etc.

Recuerda que el establecimiento está obligado por ley a facilitarnos la hoja de reclamaciones, en caso contrario se estará cometiendo una infracción administrativa.
 

3. Realizar la reclamación por escrito

Si a la hora de realizar la reclamación a un pequeño negocio, no has conseguido por alguna razón la correspondiente hoja de reclamación, no te preocupes. Es el momento de reclamar por escrito a los organismos de consumo.

En este escrito debes incluir tus datos identificativos, los de la empresa y las fechas. A continuación, debes exponer de forma breve pero detallada los hechos, el motivo de la reclamación y la petición o solicitud que quieres hacer. Recuerda que debes incluir toda documentación necesaria para justificar los hechos.

Puedes presentar tu reclamación por correo o personalmente en la cualquiera de las Oficinas de Información al Consumidor de tu municipio o provincia.
 

4. Dirigirte a la Asociación de Consumidores

De cualquier forma, a la hora de realizar tu reclamación a un pequeño negocio, siempre tienes la opción de acudir a una asociación de consumidores, entidades sin ánimo de lucro creadas con el objetivo de defender los derechos e intereses de los consumidores. Algunas de ellas son ASGECO, OCU, FACUA, CEACCU, entre otras.


También te puede interesar:
 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados