Reciclaje de tecnología, cómo aprobar esta asignatura pendiente

Los españoles tenemos un asunto pendiente con el reciclaje de tecnología. Reciclamos menos del 40%  de la basura tecnológica.

Reciclaje de tecnología, cómo aprobar esta asignatura pendiente
Cada año generamos un millón de toneladas de residuos tecnológicos

Los datos de reciclaje en España son bastante buenos. Excepto cuando hablamos de reciclaje de tecnología. Del millón de toneladas de chatarra que generamos cada año, más del 60% acaba donde no debe, según un informe del proyecto de la ONU Countering Waste Electrical and Electronic Equipment Illegal Trade (CWIT)

 

Datos del reciclaje de tecnología en España

Los datos encajan con los conocidos el mes pasado en el I Congreso Nacional de Reciclaje de Residuos Electrónicos (RAEE) que tuvo lugar en Antequera (Málaga). Allí se dijo que el año pasado se reciclaron en nuestro país 235.000 toneladas de residuos tecnológicos. Esto es solo el 23,5% del total (tomando como referencia un millón de toneladas). Y eso pese a que contamos con 52.000 puntos de recogida y más de 2.800 empresas dedicadas al sector del reciclaje.

Por si esto fuera poco, el 55% de la basura tecnológica generada no se gestiona adecuadamente, lo que puede traer consecuencias desastrosas para nuestra salud y la del medio ambiente –un televisor, por ejemplo, contiene una cantidad de fósforo suficiente como para contaminar 80.000 litros de agua–.

Lo peor es que estas cifras acabarán incrementándose si no hacemos nada al respecto, puesto que se calcula que cada año generamos un 20% más de basura tecnológica que el año anterior. La obsolescencia programada, el ritmo frenético con el que las marcas renuevan sus productos y nuestro afán por tener siempre el último modelo de smartphone tienen buena parte de la culpa.

 

Acciones para potenciar el reciclaje de tecnología

¿Qué podemos hacer para solucionar esta situación? Pues llevar a cabo varias acciones:

  • Llevar la basura tecnológica a los puntos limpios de nuestra ciudad. Al reciclar estaremos ayudando a librar al medio ambiente de sustancias como bromo, cadmio, fósforo o mercurio, que pueden llegar a ser muy dañinas. En el portal “Donde lo tiro” te dicen donde puedes tirar tus residuos. Y hay aplicaciones como Green Box Spain donde se premia a los ciudadanos por reciclar.
  • Tratar de no cambiar de dispositivos electrónicos con tanta frecuencia. Y si lo hacemos, vender o regalar los antiguos para alargar su uso.
  • A la hora de reemplazar un artículo tecnológico, optar por alternativas más sostenibles. Como comprar modelos reacondicionados, por ejemplo. Una alternativa es Back Market, una plataforma que surge en respuesta a las malas prácticas de reciclado.
  • Antes de tirar algo, comprobar si se puede reparar.
  • Sumarse a iniciativas para acabar con la obsolescencia programada.

Hay que recordar además que la ley sobre el tratamiento de los RAEE en España ha sufrido cambios para tratar de fomentar la reutilización y el reacondicionamiento de los productos tecnológicos. De esta forma, los fabricantes de tecnología deberán reutilizar desde ya el 3% de los productos informáticos y pequeños electrodomésticos y el 2% de los grandes aparatos eléctricos.

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados